Categorías
Sin categoría

¿Qué es el Clickbait?

El clickbait es una conocida (y demasiado usada) táctica de copywriting que busca generar clicks o ingresos a través de títulos demasiado sensacionalistas.

El usuario, curioso por naturaleza, cae en las redes de esta táctica una y otra vez, de ahí el nombre, que se ha traducido ya muchas veces como «cebo de clicks» o «ciberanzuelo». Como la traducción es horrible, preferimos usar la palabra en inglés.

Qué es el clickbait

¿Cómo explicar qué es el clickbait para cualquier persona?

Hay que tener mucho cuidado en el uso de esta técnica ya que normalmente, no está acompañada con un contenido de suficiente calidad y provoca más rechazo que agrado.

Este término se lleva usando ya casi una década aunque ha explotado en los últimos 3 años con la popularidad de sitios como Buzzfeed, los auténticos maestros del clibkbait, entre otros muchos.

Hoy en día podemos ver muchos ejemplos en cualquier medio generalista o deportivo, donde utilizan estos ganchos para generar más impresiones. Esto ayuda cuando nuestro modelo de ingresos es la publicidad y la estamos vendiendo a coste por mil impresiones (CPM). Si no tenemos publicidad en nuestra web y no nos interesa el tráfico vacío, intentemos no abusar de esta técnica.

Ejemplos de clickbait

  • «No creerás lo que pasará a continuación»
  • «La mejor jugada posiblemente de la historia»
  • «Atención a lo que dice…»
  • «Este comentario no te dejará indiferente»

Fuente

Categorías
Sin categoría

Cómo hacer una campaña en Facebook Ads paso a paso

Rentabiliza al máximo la inversión con Facebook Ads y convierte a tu público objetivo en un futuro cliente.

Posiblemente en el último año te habrás dado cuenta de que con los mismos esfuerzos o incluso echándole aún más horas, tus contenidos orgánicos en Facebook no tienen ni de lejos los resultados que tenían en el pasado. Si este no es tu caso, ¡enhorabuena!, te has pasado Facebook. Pero para el resto de los mortales, es el momento de aceptar la realidad y adentrarse en el mundo de las campañas de Facebook Ads.

Porque efectivamente, para poder competir, al menos en Facebook, tendrás que pagar. Esta situación, que se ha denominado en el sector como “pay to play” (“paga para jugar”), tiene su origen en los cambios en el algoritmo de Facebook que Mark Zuckerberg ya anunció bajo la excusa de perseguir una mayor conexión con nuestras amistades de Facebook y que se han ido sucediendo desde entonces.

Tienes dos opciones: aumentar tus esfuerzos para conseguir con 10 post los resultados que conseguías antes con 1, o ponerte las pilas con Facebook Ads. @marielespt Tuitea esto

Pero como una imagen vale más que mil palabras:

crecimiento-organico-facebook
descenso-engagement-facebook

Dicho esto, ¡al grano! Lo primero que debes saber para ponerte manos a la obra es que los anuncios de Facebook Ads se componen y configuran en tres partes:

  • Campaña
  • Ad Set o conjunto de anuncios
  • Ads o anuncios

Campaña

Una campaña de Facebook es como una matrioska, cada elemento que vas configurando engloba a los siguientes, de manera que avanzas de decisiones que afectan a todas las partes, a decisiones que solo abarcan a una de ellas.

En este caso, la campaña es el gran contenedor de todo lo que vendrá detrás, por eso es aquí donde tendrás que decidir tu objetivo y la forma en la que quieres pagar.

Objetivos

En esta imagen puedes ver todo lo que puedes conseguir con tus anuncios de Facebook empaquetado en tres grandes objetivos relacionados con el funnel de conversión.

objetivos-facebook-ads
  • Awareness: si lo que quieres es que tus contenidos tengan más notoriedad, Facebook te permite elegir que tus anuncios se distribuyan a cuanta más gente mejor (reach) o a la gente con más probabilidad de acordarse de ellos (Brand Awareness). Cantidad vs. Calidad. En este caso por lo que pagarás es por mil impresiones, denominado CPM (coste por mil).
  • Consideración: un paso más allá, pues lo que persiguen los objetivos de consideración es mayor implicación por parte del usuario: ir a tu página (tráfico), conseguir algún tipo de interacción, yendo desde likes y comentarios a fans(engagement), descargarse tu app, consumir tus vídeos en mayor o menor medida de tiempo, conseguir tus datos (lead generation) o establecer una conversación (messages). En base a tu elección pagarás por clic (CPC), por interación (CPI), por view (CPV), etc.
  • Conversión: para conseguir conversiones directas desde Facebook. Será imprescindible que tengas instalado en tu página el correspondiente pixel (https://es.semrush.com/blog/pixel-facebook-que-es/).

Cómo decíamos, en este paso decidirás también como pagar, si por adelantado, de manera que te aseguras que vas a conseguir unos objetivos fijos con tu inversión “reservando” a la audiencia a la que impactar (lo que se conoce como reach and frequency) o mediante puja.

Si dispones de poco presupuesto (supuesto bajo el que seguiremos el resto de instrucciones), Reach and Frecuency te resultará menos accesible ya que los costes son más altos. Sin embargo, con el formato puja podrás decidir por qué precio quieres competir para impactar a una audiencia.

Junto a dos factores más, relacionados con la probabilidad de que tu anuncio guste a la audiencia seleccionada, si tu puja es mayor que la del resto de cuentas pujando por impactar a la misma segmentación de usuarios, Facebook distribuirá tus anuncios. Si no lo es, esperará a que el precio baje para hacerlo. Es por esto que no podrás saber con antelación si conseguirás tus cifras objetivo y tendrás que trabajar en base a estimaciones.

Ad Set

Pongámonos en el supuesto de que nuestro objetivo es llevar tráfico a un blog. Habremos seleccionado esta opción en la configuración de la campaña y ahora llega el momento de tomar las decisiones relacionadas con el ad set: a quién impactar, dónde impactarle, durante cuánto tiempo y con qué presupuesto.

Audiencia

Audiencia-Facebook-Ads

Lo ideal es que vayas probando con el funcionamiento de tus campañas en diferentes audiencias, por eso a medida que las vayas creando podrás guardarlas para tenerlas listas y rellenar este paso más rápidamente. Pero como esto se trata de montar una campaña de Facebook Ads desde cero, vamos a detenernos en cada uno de los pasos a dar.

Tienes también la opción de utilizar tus propias audiencias (custom audiences que se llaman) basadas por ejemplo en el tráfico a tu web que el pixel ha podido ir recogiendo o en listas de contactos que puedes subir tú mismx.

Esto no es algo obligatorio porque también puedes hacer segmentaciones en base a los datos que tiene Facebook de sus usuarios: localización, edad, género, idioma (en el que tienen configurado su cuenta) e intereses y comportamientos.

Los intereses y comportamientos están relacionados con caracterísiticas que los usuarios han manifestado en su perfil y consumo de la red social: su profesión, su estado civil, páginas que les gustan, etc. En el supuesto de un blog de cocina, tendremos más posibilidades de generar interés a usuarios a los que les interese esta disciplina, por lo que seleccionaremos intereses relacionados: programas de cocina, cocineros famosos, otros blogs de cocina, marcas, etc.

Finalmente podrás también elegir otro tipo de conexiones relacionadas con tu página, tu app o los eventos de tu pixel. Esto es especialmente útil para excluir a usuarios a los que no quieres impactar. Por ejemplo, si lo que buscamos es atraer nuevos usuarios a nuestro blog, sería interesante evitar a quien ya nos ha visitado.

Según vayamos rellenando estas opciones, Facebook nos irá señalando a qué potencial de usuarios podremos impactar con esta segmentación y si nuestra segmentación es demasiado concreta o demasiado amplia:

tamaño-audiencia-facebook-ads

Disposición

La posibilidades de emplazamientos que ofrece Facebook es muy amplia y va más allá de los diferentes formatos que pueda ofrecer dentro de la propia red social, involucrando a otras plataformas como Instagram o webs y páginas dentro de su red (Audience Network).

emplazamiento-facebook-ads

Si lo que queremos es aparecer en algunos puntos de contacto concretos, deberemos seleccionarnos nosotros desde la opción de «Editar Emplazamientos»:

editar-emplazamientos-facebook-ads

Además, también podremos elegir en qué dispositivos aparecer, de manera que si estuviéramos en el supuesto de una aplicación desarrollada solo para Android, podemos evitar salir en dispositivos IOs. O si nuestra audiencia es mayoría mobile, eliminar la opción de aparecer también en desk para optimizar la inversión.

Cuidado: si seleccionas algunos emplazamientos concretos, Facebook puede distribuir tus contenidos en plataformas o webs con las que no quieres que se asocie tu marca (ejemplo: Tinder o páginas de apuestas). Asegúrate de detenerte en la configuración de exclusiones.

excluir-emplazamientos-Facebook-Ads

Presupuesto y entrega

Toca decidir cuánto invertir y cuándo queremos aparecer.

Sobre el presupuesto, podemos elegir entre definir una cantidad total para todo el tiempo que dure la campaña (quiero consumir 50€ que se distribuyan a lo largo de toda la campaña como Facebook crea óptimo), o una cantidad diaria (de los 15 días que va a durar mi campaña, quiero que cada día se consuman 5€). Esto dependerá de lo desigual o constante que quieras que se distribuya tu inversión según lo que persigas.

A continuación podrás decidir si delimitar tu puja a un tiempo concreto o no. Además, un poco más adelante tienes la opción de escoger a qué horas concretas quieres que aparezca tu anuncio y en qué días. Si tu contenido juega con el contexto del tiempo te resultará clave. Imagina que tu caso consiste en promocionar una marca de alcohol asociada a la vida nocturna, quizás tenga más sentido que tus anuncios aparezcan los fines de semana desde la tarde a la noche, que los lunes a las 8 de la mañana (o no… es importante que pruebes).

Y llega el momento de decidir tu puja. De nuevo, Facebook nos deja elegir, esta vez entre puja automática basada en el menor precio posible, o puja máxima. Aquí la recomendación es que si es la primera vez que trabajas con una audiencia concreta y por tanto no conoces los costes del mercado, elijas la primera opción, y a medida que vayas conociendo los precios medios.

Ads

La última pieza de la campaña: el anuncio en sí, o lo que es lo mismo, el formato, recurso gráfico y mensaje con el que impactarás al segmento sobre el que quieres conseguir un objetivo.

Al principio hablábamos acerca de que las decisiones que se van tomando en cada uno de los pasos afectan a los siguientes, por eso en función del objetivo y el emplazamiento que hayas elegido, tus posibilidades de personalización serán unas u otras. Si por ejemplo tu idea es montar una campaña de Instagram Stories con objetivo tráfico, Facebook te dará la opción de subir vídeos de 9:16, pero si lo que querías era llevar tráfico desde Facebook a tu web, las opciones serán otras.

Cuidado: si has elegido aparecer en ambas, lo que hará Facebook será una adaptación de la pieza pensada para Facebook en Instagram Stories, algo que habitualmente no suele dar buena imagen. Si quieres estar en ambos sitios, nuestra recomendación es que hagas un ad set específico para cada anuncio.

Facebook también te da la opción de promocionar como anuncio una publicación que ya hayas subido de manera orgánica. En ese caso solo tendrás que elegirlo y listo. Un truco: si no encuentras la publicación, puedes localizarla introduciendo su ID.

Como esto se trata de montar campañas en Facebook Ads desde cero, vamos a seguir en el supuesto de que no quieres promocionar algo de tu muro, si no que quieres hacer una publicación en paralelo. Esto es lo que se conoce como un dark post (porque es un post que no se ve en tu página).

Lo primero que encontrarás es el editor de formato. A medida que vayas montando campañas iras comprobando la eficacia de cada uno para tu negocio.

Editor-Formato-Facebook-Ads

Si has elegido el objetivo de tráfico, tendrás diferentes espacios de texto que personalizar, y de nuevo lo mejor es que vayas probando la eficacia de diferentes combinaciones:

editor-texto-facebook-ads

Por último podrás personalizar el call to actionque quieres que aparezca en tu anuncio, según sea tu objetivo: ver más, comprar, más info…

Según vayas rellenando todos los elementos, a la derecha podrás ir viendo el resultado final de tu anuncio. Revisa bien como se ve en cada una de las disposiciones que has elegido, pues si por ejemplo, has elegido un headline demasiado largo, en la previsualización de desk del anuncio a lo mejor no se corta pero en la de mobile sí, y eso podría afectar a tus resultados.

Si has seguido todos los pasos, deberías tener ya tu campaña lista para publicar haciendo clic en el botón verde que verás abajo a la derecha del editor. Si hubiera algún error en lo que has configurado, no te preocupes, Facebook suele detectarlos y avisarte mediante iconos con exclamaciones indicando cuál es el error.

Fuente

Categorías
Sin categoría

Cómo poner tu dinero en las mejores empresas del mundo para invertir y olvidarse

Cualquiera puede empezar a invertir con poco dinero y obtener resultados razonablemente buenos. Sí, esa es la realidad. Y no es porque invertir en bolsa y seleccionar las mejores acciones del mundo para invertir sea fácil. Todo lo contrario.

Lo cierto es que hoy en día, en una industria tan competitiva y con tanta información, es realmente difícil batir al mercado.  Pero no es nada complicado rentabilizar tu dinero en el porcentaje que suba el mercado. Es de esta forma tan sencilla, como se puede batir al 90% de inversores individuales y profesionales que se rompen la cabeza tratando de añadir valor de alguna forma, pero que a la larga no superan a los índices.

Si no tienes tiempo para estudiar empresas y analizar el mercado todos los días y te niegas a pagar a otros, desorbitadas comisiones de análisis y gestión, que rara vez justifican sus honorarios a largo plazo, tengo una solución para ti que te llevará muy poco esfuerzo poner en marcha.

Te garantizo que será una solución de inversión que te permitirá beneficiarte del crecimiento económico mundial todos los años. Y de que siempre tendrás tu dinero en las mejores empresas del mundo en las que se puede invertir en cada momento. ¿Te interesa? Pues te explico.

Invertir en el mundo y olvidarse

Todos los años, en algún rincón del mundo se crea riqueza. Las empresas, en su incesante competitividad, innovación y desarrollo de productos que satisfagan las necesidades de los consumidores, mejoran nuestra calidad de vida. Es el progreso. Y es imparable.

Esa generación de riqueza y desarrollo, se refleja en el PIB Mundial. Que a su vez se traslada a los mercados en forma de revalorización de precios de las compañías que crecen y expanden sus negocios. Mientras que el PIB Mundial crezca por encima del 2,5%, los mercados a nivel global, suelen reflejar rentabilidades positivas. Aunque no siempre hay correlación entre crecimiento del PIB y de las bolsas, porque importan mucho los tipos de interés.

Con esta idea en la cabeza, si quieres rentabilizar tu dinero, sólo tienes que invertir en las mejores empresas del mundo, que más crecen y que sean mas representativas de cada economía. Y capturarás ese crecimiento sin esfuerzo.

MSCI ACWI (All Country World Index)

En 1970 se creó el MSCI World. Con la idea de reflejar la evolución de la renta variable mundial en un solo índice. En estos 50 últimos años desde su creación, el MSCI World, ha tenido una rentabilidad anual media incluyendo dividendos del 7,2%. Sin embargo, en las últimas décadas, los países emergentes han pasado a tener una mayor importancia en la economía mundial. Por lo que el MSCI World, ya no refleja adecuadamente el crecimiento mundial. Por eso se creó el MSCI AWCI. Que además de los 23 países desarrollados más importantes, suma empresas de los 26 países emergentes mas representativos.

Por lo tanto, para una correcta diversificación, es mejor invertir en el MSCI ACWI que incorpora a los emergentes, que hacerlo sólo en el MSCI World, que sólo tiene en cuenta empresas de los principales mercados desarrollados.

¿Cómo invertir tu dinero en las mejores empresas del mundo al mínimo coste?

Hasta hace unos pocos años, invertir en fondos indexados en España no era muy accesible. Y las mejores herramientas y con menor coste, no solían estar al alcance del inversor particular. Hoy por suerte, la situación ha cambiado con agencias de valores como Indexa Capital o plataformas de distribución de fondos, como Myinvestor o Self Bank.

No he encontrado un fondo indexado barato que replique el MSCI ACWI, que se pueda contratar en una plataforma de fondos en España. Pero no es problema, porque la composición del MSCI ACWI se puede construir con dos fondos indexados al MSCI World y el MSCI Emerging Markets. Donde, el primer índice pesa un 88% y el 12% se corresponde con el índice de emergentes.

La composición mas barata que he encontrado es la que se puede acceder con dos fondos que se distribuyen en Myinvestor y que detallo a continuación.

Más de 3.000 acciones ponderadas por capitalización de 49 mercados. Por dar algunos datos, el MSCI World ha rentado en los últimos 20 años un 5,61% anualizado, por un 5,66% del MSCI AWCI y un 8,84% anualizado del índice Emerging Markets. Datos calculados en dólares.

Lo normal, es que el peso de los emergentes vaya creciendo con el tiempo. Por eso es importante incluirlos en cartera. Las bajas comisiones y mantener los índices por más de una década hacen el resto. Siempre tendrás las mejores empresas en las que puedes invertir en el mundo en cartera, ponderadas por capitalización. Que irán cambiando y sucediéndose en el liderazgo del crecimiento con el paso del tiempo, sin que tengas que romperte la cabeza para tratar de averiguar cuales serán.

Fórmula de inversión tremendamente sencilla de aplicar, accesible para empezar a invertir con muy poco dinero. El gran reto, controlar el ego de creer que eres mas listo que el propio mercado. Aplacar las emociones cuando los mercados se vuelven turbulentos. Y soportar el aburrimiento que genera una inversión pasiva.

Si eres de los que se asustan fácilmente con las caídas de las bolsas, te recomiendo que añadas a esta estrategia de inversión un fondo indexado de renta fija global o global y europeo. Como el Vanguard Global Bond Index Fund Investor USD Hedged Accumulation IE00BGCZ0826 y el Vanguard Euro Government Bond Index Fund Investor EUR Accumulation IE0007472115. También contratables en Myinvestor. Y de esa manera le bajas un poco la volatilidad, para que te sea más fácil mantener el plan de inversión cuando las cosas se pongan feas.

Receta de inversión simple y efectiva, que batirá al 90% o más de los fondos de inversión que puedas contratar en tu banco o en cualquier otra parte. Pagando unas comisiones medias del 0,15%. Todavía no entiendo como hay inversores particulares sin conocimientos y experiencia, que siquiera se atreven a invertir en acciones individuales por su cuenta. El fracaso está asegurado, porque todas las probabilidades están en su contra. Supongo que nuestro lado jugador nos puede.

 

Fuente

Categorías
Sin categoría

Economía de excepción para la nueva normalidad

La política económica se ha esforzado desde marzo en evitar el cierre masivo de empresas y moderar el incremento del paro, algo que sería devastador para la sociedad y la propia economía. Esta estrategia de corte defensivo tenía su plena justificación en la etapa inicial de la pandemia y conserva en buena medida su vigencia. Sin embargo, las señales de debilitamiento de las últimas semanas —y la sombra que planea como consecuencia de los rebrotes— ponen en evidencia la necesidad de un nuevo impulso.

En primer lugar, porque los instrumentos disponibles, como los créditos ICO y los ERTE, no son los adecuados para hacer frente a la situación de algunas empresas que, tras meses de parón, no son viables. En tales circunstancias, estas ayudas solo sirven para mantener a flote artificialmente actividades y puestos de trabajo que no tienen futuro (retrasando las transiciones que tendrán que ocurrir tarde o temprano), al igual que no hubieran salvado a numerosas empresas de construcción tras el estallido de la burbuja inmobiliaria de hace más de una década.

«Ninguna de las iniciativas servirá de acicate para la reactivación de la economía sin un control más eficaz de los contagios. La contratación de rastreadores, la conexión de la aplicación Radar a los sistemas sanitarios de cada autonomía y el fortalecimiento de la atención primaria allí donde sea necesario tienen un coste insignificante con respecto a los beneficios».

Raymond Torres

No es fácil determinar si un negocio es inviable o solo padece problemas transitorios de tesorería, especialmente en tiempos de pandemia. Pero se pueden establecer criterios que facilitan una mayor selectividad de las ayudas. Se puede considerar que el grado de incertidumbre es mayor en algunos sectores, por ejemplo, en el caso de ciertas actividades ligadas al turismo y la hostelería, algo que justificaría la prolongación de las ayudas actuales en esos casos. Para otros, en cambio, se podría aplicar una degresividad (porcentaje de garantía de crédito o incentivos a la vuelta al empleo que se reducen con el tiempo). También conviene considerar medidas de reestructuración para actividades insolventes, de modo que los trabajadores tengan oportunidad de recolocarse y las pérdidas no pesen sobre el crédito a los sectores que ofrecen perspectivas de crecimiento.

Los recursos disponibles se podrían poner a disposición de medidas centradas en el crecimiento, apoyando la recalificación de personas en exclusión social y la recuperación en marcha en algunos sectores, como la industria o los servicios que están reactivándose. Entre abril y julio, las altas a la Seguridad Social se duplicaron y facilitaron la salida del ERTE de cerca de 2,3 millones de trabajadores. Una tendencia que se frenó en agosto, por causa de la relajación del control de contagios.

Este giro en la estrategia hacia un mayor activismo sería compatible con el plan europeo de recuperación y permitiría un mejor aprovechamiento de las tan ansiadas ayudas. Francia, por ejemplo, acaba de anunciar un programa de estímulos por 100.000 millones con una apuesta por la promoción del sector del hidrógeno, la rehabilitación de viviendas y la recalificación de personas en riesgo de paro. Este programa parece a priori más acertado que el alemán, centrado en ayudas de carácter pasivo a las empresas y recortes de impuestos (algo que, sin embargo, el erario público de ese país se puede permitir).

La lógica de activismo en nuestro país abogaría por un mayor énfasis en la financiación del crecimiento de las pymes, basándose en la experiencia de las garantías de crédito del ICO, el lanzamiento de partenariados con el sector privado para la digitalización y el cambio de modelo energético, y la puesta en marcha de un instrumento de capacitación y colocación de desempleados de larga duración. Unas políticas que son compatibles con el plan europeo, además de ejercer un importante efecto multiplicador.

Finalmente, ninguna de las iniciativas servirá de acicate para la reactivación de la economía sin un control más eficaz de los contagios. La contratación de rastreadores, la conexión de la aplicación Radar a los sistemas sanitarios de cada autonomía y el fortalecimiento de la atención primaria allí donde sea necesario tienen un coste insignificante con respecto a los beneficios generados en términos de seguridad sanitaria, movilidad de las personas y confianza del consumidor.

Fuente

Categorías
Sin categoría

El espejismo del impuesto sobre las grandes fortunas

El ya famoso libro de Thomas Piketty, “El capital en el siglo XXI” propone, en su capítulo XV, un impuesto mundial sobre el capital, como medida para acabar con la creciente desigualdad. Después de dedicar 573 páginas a exponer de forma rigurosa sus argumentos centrales sobre el aumento de la desigualdad, en pocas páginas expone una solución que, a mi juicio, no calibra las implicaciones que tiene: el establecimiento de un impuesto sobre las grandes fortunas. Ante un problema complejo aplica una solución simple, que más parece un Bálsamo de Fierabrás que un tratamiento científico.

Pero lo más sorprendente de esto es que en España se viene preconizando la implantación de un impuesto sobre las grandes fortunas, siguiendo la estela anterior, pasando por alto que desde el año 1978 ya tenemos un impuesto sobre la riqueza: el Impuesto sobre el Patrimonio (ley 50/1977), que, a mi juicio, se ha convertido en un impuesto zombi (hasta el extremo que ahora se ignora su existencia), totalmente injusto y que genera importantes ineficiencias económicas, como veremos luego.

Los impuestos sobre las grandes fortunas, sobre la riqueza o sobre el patrimonio, desde el punto de vista económico, son el mismo impuesto, con distintas denominaciones: son un impuesto sobre el capital.

Lo primero que hay que señalar es que un impuesto sobre el capital es equivalente a un impuesto sobre las rentas de capital (Atkinson and Stiglitz, “Lectures on Public Economics”, pg. 59); algunos manuales de economía pública señalan que la diferencia entre ambos es administrativa y que el cálculo de la riqueza del individuo no es tarea fácil (Kaplow, L. “The Theory of Taxation and Public Economics”, pg. 236).

Veamos un ejemplo. Supongamos que un contribuyente tiene activos por valor de 100 millones, que tienen una rentabilidad del 4 por cien y el impuesto sobre la riqueza es del 2 por cien. Tendrá que pagar 2 millones de impuesto y, dado que las rentas generadas son 4 millones, el impuesto será equivalente a un impuesto sobre las rentas del capital del 50 por cien.

Hay que advertir de tres diferencias entre los modelos de Economía Pública y los impuestos de un sistema tributario:

• Los modelos suponen una economía cerrada.

• En ellos, las rentas del capital son rentas generadas, por lo que el impuesto sobre las rentas de capital que contemplan grava éstas con indiferencia de que se hayan realizado o no; es decir, incluye las plusvalías, aunque no se hayan realizado.
El impuesto sobre la riqueza se grava con indiferencia de que el patrimonio genere rendimientos o no; así, por ejemplo, se incluyen las obras de arte, que no generan rendimientos; incluso grava activos que están generando pérdidas. En los sistemas tributarios, el impuesto sobre las rentas del capital sólo grava las rentas que se hayan realizado.

• Los modelos económicos son modelos de competencia perfecta, en donde la rentabilidad del capital es la misma en todos los activos. En el mundo real hay grandes diferencias en la rentabilidad del capital. Los impuestos sobre la riqueza no gravan el rendimiento actual producido por los activos, sino que es equivalente a un impuesto sobre el rendimiento presunto. Ello implica que, a diferencia del impuesto sobre las rentas del capital, el impuesto sobre la riqueza impone un tipo de gravamen efectivo más bajo en los activos de alta rentabilidad en relación a los de baja rentabilidad (OCDE 2018, “The Role and Design of Net Wealth Taxes in the OECD”, pg. 49). Esto tiene implicaciones desde el punto de vista de la equidad, ya que los ricos suelen obtener mejores rentabilidades de su patrimonio, con lo que la carga fiscal será menor que la de las rentas más bajas, que tienen, en general, el patrimonio en cuentas bancarias y otros activos de baja rentabilidad.

En los países que se ha implantado no ha contribuido a la redistribución de la riqueza, manteniéndose invariable su recaudación a pesar del incremento de la riqueza, siendo, además, los ingresos impositivos muy bajos. Tiene unos altos costos administrativos y gran ineficiencia en relación a los ingresos tributarios que generan. Por ello de 12 países que lo tenían implantado en 1990 ahora solo lo conservan 3 (OCDE 2018, pg. 16. En el momento en que se redactó el informe de la OCDE eran 4, pero Francia lo eliminó en diciembre de 2017, por la ley 2017-1837, sustituyéndolo por un impuesto sobre el patrimonio inmobiliario, para activos superiores a 1.300.000 €).

Desde un punto de vista administrativo, este impuesto genera importantes problemas:

• El más importante es el de medición de la riqueza. Hay que tener en cuenta que muchísimos bienes no tienen mercado y que la valoración que se haga hay que poder defenderla con argumentos legales ante los tribunales de justicia. Además, esta valoración hay que hacerla todos los años.

• En bastantes ocasiones el propietario de un patrimonio carece de liquidez para poder pagar el impuesto, ya que tiene activos no líquidos. Incluso puede estar asumiendo importantes pérdidas y tener que pagar el impuesto.

• Para algunos patrimonios la tarifa del impuesto puede resultar elevadísima, pensemos, por ejemplo, en propiedades agrícolas o forestales que, normalmente, tienen una rentabilidad muy baja.

• En España, como pasa también en Suiza, el cambio del domicilio fiscal a otra autonomía puede evitar el pago del impuesto.

En España cada comunidad autónoma puede fijar sus tipos impositivos, de no hacerlo se aplica la escala general que es progresiva, va desde el 0,2 por ciento al 2,5 este tipo para patrimonios superiores a 10.695.996 € (artículo 30 de la ley del Impuesto sobre el Patrimonio). Además, hay una deducción general de 700.000 € de la base imponible (artículo 28 de la ley). Esta tarifa es superior a la que propone Piketty: cero por cien para patrimonios inferiores a un millón de euros, 1 por cien para patrimonios entre uno y cinco millones de euros y 2 por cien para patrimonios superiores a 5 millones de euros (Piketty, pg. 576). Hay que señalar que la tarifa española es la más alta del mundo.

Esta tarifa, dados los niveles actuales de los tipos de interés, es altísima. Supongamos un patrimonio de 100 millones de Euros en bonos de renta fija a 10 años, con una rentabilidad del 0,5 por cien. Los ingresos íntegros serán 500.000 €, pero habrá que deducirle el 23 por cien de cuota del IRPF (artículos 66 y 76 de la ley del IRPF), por lo que sus ingresos se reducen a 385.000€. Tendrá que pagar 2.500.000 € de impuesto de Patrimonio con solo unos ingresos netos de 385.000€.

Más gravoso todavía es en el caso de minusvalías permanentes, como sucede con los patrimonios inmobiliarios adquiridos en el momento de la burbuja inmobiliaria, que tienen importantes pérdidas y, a pesar de ello, deben pagar un impuesto sobre el capital.

Visto esto, la pregunta que nos debemos hacer es por qué los ricos no protestan airadamente. La respuesta es simple: LOS RICOS NO PAGAN EL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO.

La ley del Impuesto sobre el Patrimonio ha introducido los mecanismos para que la mayoría de los patrimonios no paguen este impuesto:

• Están exentos los patrimonios empresariales y profesionales y las participaciones en sociedades superiores al 5 por cien (artículo 4 ocho de la ley). De esta forma se resuelve el problema de falta de liquidez y de baja rentabilidad, pero, al mismo tiempo, ha permitido que la mayor parte de los patrimonios se hayan ocultado bajo formas societarias (aquí se pueden incluir coches, aviones u obras de arte).
La ley del Impuesto de Patrimonio de 1991 (ley 19/1991) estableció los tipos impositivos más alto del mundo en un impuesto sobre la riqueza. Tras una fuerte contestación, dos años más tarde (ley 22/1993, artículo 3), se estableció esta exención a los patrimonios empresariales que desactivó, en gran medida, el contenido de la ley.

• Se ha dado competencias normativas a las comunidades autónomas y la Comunidad de Madrid, de facto, ha suprimido este impuesto (el Decreto Legislativo 1/2010, en el artículo 20, establece una bonificación del 100 por cien de la cuota), así como el de sucesiones entre parientes de primer grado (el Decreto Legislativo 1/2010, en el artículo 25.1 establece una bonificación del 99 por cien de la cuota). Por ello, muchas fortunas españolas tienen su domicilio en Madrid. Esto ha permitido a esta Comunidad atraer unas bases fiscales de IRPF muy elevadas y aumentar su recaudación, a costa de las demás comunidades autónomas (es un procedimiento similar al que utilizan los paraísos fiscales). El atractivo fiscal se ve reforzado con el tramo de la tarifa de IRPF correspondiente a las rentas más altas más bajo de todas las comunidades autónomas (“Memento práctico. Fiscal.2020”. Francis Lefebvre. Pgs. 2128-2132).
De forma contraria a la lógica económica, muchas comunidades autónomas elevaron el tipo impositivo (“Memento Práctico. Fiscal. 2020”. Pgs.2132-2134) con lo que aumentaron el incentivo a la deslocalización fiscal.

• Para hacerlo menos impopular entre las clases medias, en el año 2000, se estableció una exención para la vivienda habitual (Real Decreto-ley 3/2000. Disposición adicional primera), que fue inicialmente de 150.253€ y posteriormente, en el año 2011, se subió a 300.00€ (Real Decreto-ley 13/2011. Artículo único. 1º.1) para edulcorar la reimplantación del impuesto, que había suprimido tres años antes. Es una exención importante ya que hay que tener en cuenta que la vivienda, en general, se valora por el valor catastral, que suele ser muy inferior al valor real. Además, si la propiedad pertenece a dos personas (matrimonio) la deducción pasaría a ser de 600.000 €.
El informe Meade decía a este respecto: “La exención de las casas ocupadas por su propietario introduciría una intolerable desigualdad entre tales propietarios y los que han elegido invertir su propiedad en otras direcciones” (“The Structure and Reform of Direct Taxation”, The Institute for Fiscal Studies, 1978, pg.354). Esto implica que, por ejemplo, si alguien debe cambiar de ciudad por motivos laborales, vivía en una casa en propiedad y pasa a alquilar un piso, su anterior vivienda pagará impuesto sobre el Patrimonio.

En 1978, el informe del comité presidido por el profesor Meade, del Institute for Fiscal Studies (Meade 1978), dedicaba un capítulo entero al impuesto sobre la riqueza (el capítulo 16). En el año 2011, ese mismo instituto publicaba el informe del comité presidido por el profesor Mirrless (“Tax by Design”, Institute for Fiscal Studies, 2011) que le dedicó solo tres párrafos y son solo para señalar la inconveniencia de implantar este impuesto.

En España fue suprimido de facto en el año 2008 (el artículo tercero de la ley 4/2008 estableció una bonificación en la cuota del 100 por cien), pero se restableció dos años más tarde (Real Decreto Ley 13/2011. Artículo único. Primero.Uno), por lo que su ausencia duró solo los años 2009 y 2010.

El aumento de la desigualdad es un dato real, exhaustivamente estudiado por Piketty, que se produce de forma mucho más intensa en unos países que en otros. España sigue a la cabeza, junto con Italia, entre los países de Europa occidental por su peor distribución de la renta.

Es evidente, por tanto, que en España tenemos un problema con la distribución de la renta, pero la solución solo puede venir de la revisión de los impuestos sobre la renta, de sociedades y sucesiones; y digo los tres porque el IRPF no grava las plusvalías no realizadas, que, con el tiempo, quedarían sin tributación. Además, es fundamental acabar con los mecanismos de fiscalidad internacional que permiten que grandes multinacionales y otras empresas prácticamente no paguen impuestos.

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Innovaciones médicas que se esperan

médicas que se esperan este 2019  y aprovéchalas.

 

A continuación, hablamos sobre las tendencias y las innovaciones más impactantes en el área de curación para el año que viene.

 

  1.     Visera que diagnostica los derrames: aproximadamente un 40% de las muertes por accidentes cardiovasculares se deben a los derrames cerebrales hemorrágicos. Para lograr un tratamiento eficaz, se necesita de un diagnóstico muy rápido, ya que de ocurrir un sangrado no controlado, se pueden generar daños irreversibles en el cerebro. La aparición de las viseras acelerará el diagnóstico de los derrames, proporcionando un tratamiento óptimo.

 

  1.     Realidad virtual y mixta (VR/MR) para la educación médica: la realidad virtual está ganando popularidad en todos los ámbitos y la medicina desde luego que no es la excepción. A partir del año que viene, veremos programas de realidad virtual y mixta en el entrenamiento con simulación, lo cual mejorará enormemente la educación médica tradicional.

 

  1.     Impresión 3D: como en el punto anterior, los avances en las impresiones a tercera dimensión han beneficiado muchas áreas de estudio, entre ellas, la medicina. Durante el 2019 será cada vez más común ver dispositivos modelados a partir de las necesidades y dimensiones específicas del paciente. De hecho esto ya se ha llevado a cabo, demostrando tener una mejor adaptación en el organismo.

 

  1.     Terapias alternativas para el dolor: actualmente, existe una crisis en la venta de los opioides que se ha generado por todos los casos de dolor crónico. Existen muchas terapias alternativas, pero no ha habido ninguna que en verdad logre erradicar este problema, hasta la aparición de las pruebas farmacogenómicas. Estas pruebas pueden predecir el metabolismo de las drogas en cada uno de los pacientes, así como predecir cuáles de los pacientes podrían encontrar alivio en los analgésicos o cómo es que procesan los opioides.

 

  1.     Inteligencia Artificial: su aplicación ayudará a los médicos a tomar decisiones acertivas, así como a reducir el agotamiento que generalmente suele aquejar a los doctores, impidiendo que éste llegue a entorpecer su trabajo.

 

  1.     Inmunoterapia en el tratamiento del cáncer: a pesar de que ya existe desde hace tiempo dicha terapia que usa el sistema inmunológico para combatir el cáncer, existen nuevos tratamientos mediante conceptos de terapia conjunta y la manipulación de los Linfocitos T para hacer mejoras muy significativas.

 

  1.     Cirugía robótica: los robots permiten que las cirugías sean mucho más cortas y mucho más precisas, además de que existe menor dolor y la recuperación es más rápida. Para el año que viene, sin duda los procesos de cirugía robótica se optimizarán aún más. 
Categorías
Sin categoría

Ideas de negocio sencillas que arrasan

No siempre hace falta innovar, para montar un negocio de éxito. Simplemente encuentra una idea que funcione y mejórala. Año tras año, se ven casos de startups y pequeñas empresas españolas que alcanzan niveles de facturación elevados en poco tiempo y partiendo de la nada.

Es verdad que emprender en tiempos de crisis no es fácil, pero ¿Cuándo lo es? Muchas personas se rompen la cabeza tratando de dar con la idea de negocio clave que revolucione un mercado o buscando cosas nuevas. Y eso, suena muy bien, pero es mucho más difícil que coger una idea que ya funciona, y estudiar que puedes hacer para mejorar el producto o el servicio.

Llevamos varios años en los que varias marcas de zapatillas novedosas por sus diseños, estilos o composición, han roto el mercado de internet con cifras de ventas que dan vértigo. Pompeii, Muroexe, Tropic Feel, son muchos los ejemplos. Estudian el mercado, se informan de como fabricar, hacen una pequeña tirada de producto y empiezan a vender online.

No hace falta mucho dinero para lanzar una idea de negocio así. 40.000€ o 50.000€. Si va bien, reinviertes y continuas. Y cuando la cosa coge tracción, se pueden buscar socios o hacer rondas de financiación en mercados alternativos en busca de capital, como el crowdfunding. Donde este tipo de ideas suelen tener muy buena acogida.

En España hay talento. A los hechos me remito. Este tipo de emprendimientos de éxito son una inspiración para otras personas que quieren lanzarse a construir un negocio desde cero. Es un fenómeno que está impulsando a muchas personas a seguir este camino, con productos sencillos y personalizables. Gafas de sol, camisetas, camisas impermeables…

Algo que puedes hacer y que ya se ha hecho con buenos resultados es lanzar una marca de gafas de sol de venta online. Hablas con un fabricante de monturas ópticas, testeas unos diseños con serie piloto limitada y lo pones a la venta a ver que tal funciona.

A todos nos gustan las grandes marcas de gafas de sol y sus diseños. Pero son tan caras, que, si consigues un producto bonito, barato y de calidad, se venderá bien seguro.

Si hay algo que tienen en común este tipo de ideas de negocio, es que hay que se mueven muy bien en redes sociales e internet. Saber apoyarse en bien en influercers, mostrar una prueba social que respalde la credibilidad del producto y saben construir una reputación online, es muy importante para que todo funcione.

Con las camisetas ocurre lo mismo. Además de ofrecerme un bonito estampado, dibujo o diseño, dame una camisita de algodón de calidad. Y luego sorpréndeme con el resto. Hace unos años tope con una marca alternativa de camisetas, que buscaba ideas de diseños del mobiliario urbano o de los elementos que los creativos encontraban en la calle. Una tapa de alcantarilla, una baldosa característica del paseo de una ciudad. Me pareció una idea super original. Y de hecho ahí siguen. No son camisetas baratas, pero si que son exclusivas.

Luego también hay que estar un poco pendiente de las modas y de las nuevas tendencias. Por ejemplo, a mi jamás se me hubiese ocurrido que se pudiese poner de moda tejer y que a la gente le encantase comprarse un kit para empezar a hacerse sus propias bufandas de lana. O que pagasen por seminarios para aprender a tejer y hacerse un jersey. Pero ahí están las empresas.

Cuantas veces habremos oído esas historias del tipo, eran dos jóvenes que trabajaban en una gran multinacional de consultoría y que un buen día, decidieron dejar sus trabajos seguros, para hacer realidad un sueño y montar su propia empresa. Sueña un poco utópico. Pero es que muchas veces es así. Sólo hay que tener los ojos abiertos y estar constantemente mirando a tu alrededor buscando ideas que puedas mejorar sobre cosas que a ti te interesen.

Quien sabe si un día soleado de playa viendo a tu hijo de 6 años cegando por el sol, no puedes pensar lo que molaría montar una tienda de gafas kids, con diseños de gafas de sol chulas para los niños. ¿No se gastan las mamás y los papás una pasta en ropita para sus hijos y que estén monos?  ¿por qué no puede funcionar un complemento como ese? A veces una idea de nicho, es una nueva idea que puede funcionar, si consigues de algún modo dar un poquito más de valor añadido. ¿Y a ti? ¿se te ocurre alguna idea nueva de negocio?

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Te contamos cómo pagar exitosamente tus deudas durante la pandemia

Si te estás preguntando: “¿cómo tener éxito pagando mis deudas durante el coronavirus?” Llegas al sitio correcto. 

A continuación, te compartimos algunos consejos para que puedas cubrir las deudas de tus créditos, ya sea que se trate de un préstamo grupal o personal. 

  • Identifica el tamaño de tu deuda: Primero que nada tienes que tener claro la suma exacta de lo que debes. No olvides tomar en cuenta los plazos e intereses. 
  • Crear un plan de ahorro: El plan tiene que durar lo mismo o más que las deudas, pueden ser meses o años. Lo preferible es pagar lo antes posible, porque así te ahorrarás intereses.
  • Si tienes varias deudas, puedes centrarte en las mayores primero: O en las que veas que puedes liquidar antes. Ir de una en una puede ser una buena estrategia si te resulta imposible saldar todas al mismo tiempo. Por ejemplo, si estás pagando una hipoteca, ese pago puede ser prioritario para ti.

Ya no te preguntes cómo pagar mis deudas: identifica lo que debes, diseña un plan de ahorro para pagarlo y persiste, centrándose en objetivos que puedas cumplir.

 

Categorías
Sin categoría

Descubre para qué sirven las monedas

Si quieres saber para qué se utilizan las monedas, te interesa este artículo. 

Para conocer el verdadero uso de las monedas debemos de explicar por qué nació la necesidad de utilizar el dinero. Antes, con el trueque había muchas posibilidades de estafa, ya que era difícil saber en qué estado se encontraba la mercancía con la que se estaba intercambiando; por ejemplo, el animal podía estar enfermo.

¿Para qué sirven las monedas?

La respuesta es simple: para solucionar los problemas del trueque. 

Las primeras monedas de metal nacieron en China. Y 400 años después fabricó monedas combinando oro y plata. 

¿Sabías por qué se llaman monedas? Bueno, la palabra moneda hace alusión al templo de Juno Moneta, en Roma, lugar en que se empezó a utilizar la moneda de plata. Creían que la diosa, de dicho templo, protegía las monedas.

Los cambios que ha tenido son incontables, existen monedas acuñadas, fundidas y laminadas, pero cada vez tienen menor relevancia en comparación con otras formas de dinero, como el billete.

Esperemos que te haya gustado el artículo y hayas podido aclarar tus dudas.

Categorías
Sin categoría

La era de la tecnología, en un gráfico: siete de las ocho empresas más valiosas del mundo son tecnológicas

En 2005, el mejor móvil del mercado era, quizás, el Nokia N70. La versión americana de ‘The Office’ acababa de estrenarse, y el Airbus A380 completó su primer vuelo convirtiéndose en la joya de la aviación europea. Quince años después, el mundo ha cambiado. Nokia es poco más que un recuerdo nostálgico, The Office es una serie de culto que terminó hace siete años y el A380 ya fue jubilado.

La economía mundial también ha cambiado, con la crisis de 2008, el nacimiento de Facebook, la llegada de Android y del iPhone… El resultado más de una década después es el de las tecnológicas arrasando en el ranking de las empresas más valiosas del mundo, dejando atrás a financieras, distribuidoras o petroleras, las reinas del pasado.

Silicon Valley seguida de China

Grafica 001

Entre las ocho empresas más valiosas del mundo por capitalización bursátil en 2005, solo había una tecnológica: Microsoft. El resto se las repartían varios sectores con las petroleras como protagonistas. Combinadas, sumaban algo más de 2 billones de dólares, según la información de Statista, obtenida a su vez de Yahoo! Finance y del Financial Times.

En 2020, ese mismo top 8 lo componen siete tecnológicas y solo una petrolera, que al contrario que las que había en 2005, no es europea ni estadounidense, sino saudí. De las tecnológicas, la más valiosa es Apple, cuya cotización actual la sitúa en 2,16 billones de dólares. O en otras palabras: solo la Apple actual ya es más valiosa que las ocho empresas más valiosas del mundo, juntas.

El resto se lo reparten el resto de las GAFAM (Google / Alphabet, Amazon, Facebook, Microsoft), y otras dos tecnológicas chinas, Alibaba y Tencent. En total, más de 11 billones de capitalización bursátil. Casi ocho veces el PIB de España.

¿Y si…?

Crecimiento X

Viendo estas cantidades mareantes, es posible que te preguntes qué hubiera pasado si hace unos años hubieses hecho una pequeña inversión en alguna de estas empresas, que salvo Microsoft, ni siquiera estaban en el ranking. Bien, hemos calculado cuánto tendrías hoy si hubieses invertido 1.000 euros en cada una de estas tecnológicas el 1 de enero de 2005.

  • Facebook: 7.651 euros (haciendo la inversión inicial el 18 de mayo de 2012, cuando salió a bolsa)
  • Microsoft: 8.766 euros
  • Alphabet: 16.850 euros
  • Amazon: 81.350 euros
  • Apple: 101.327 euros
  • Tencent: 575.000 euros

Podría ser peor. Podrías haberlos invertido en Canon.

 

Fuente