Categorías
Sin categoría

¿Cuál es la mejor divisa en lo que llevamos de año?

Entre las mejores evoluciones que se han producido en el Forex trading los tres primeros trimestres de este año tenemos el 5,4% que gana el eur/usd, pese al -0,25% del último mes; o las rentabilidades del -2,72% del usd/jpy; el -1,95% del gbp/usd o el 3,08% el aud/usd.

Olvidando otros pares de divisas menores, la mejor divisa en lo que llevamos de año es el euro. Eso no significa que el último trimestre de 2020 también vaya a serlo, pero los que saben qué es el Forex probablemente pongan su dinero en el eur/usd.

Y es que, el dólar estadounidense se ha comportado como activo refugio durante el pasado mes de septiembre ante la incertidumbre en los mercados, pero nada hace pensar que esta tendencia vaya a continuar. Recordamos que el rango objetivo del euro/usd se prevé en la horquilla de las 1,16-1,20 unidades, por lo que los economistas estiman que este repunte puntual no supone un cambio en la tendencia del euro frente al billete verde.

Al fin y al cabo, los factores que marcan la debilidad del dólar permanecen: Por un lado, el déficit público del país norteamericano que, una vez se apruebe el Cares Act I alcanzará niveles no vistos en siete décadas, a lo que se une el déficit comercial estadounidense frente al superávit que registra el Viejo Continente.

Además, otro aspecto importante para un futuro Forex trading es que el diferencial en los tipos de interés que, durante tantos años ha favorecido a Estados Unidos, ha quedado reducido y, tal y como ha anticipado la Reserva Federal, los tipos continuarán en los niveles actuales por un largo periodo de tiempo.

Movimientos previsibles en el EUR/GBP

La libra esterlina (GBP) se encuentra a la espera del Consejo Europeo del próximo 15 de octubre. La previsión es que, si las negociaciones para el brexit entre Europa y el Reino Unido avanzan, debería producirse una apreciación hasta la zona de las 0,87 unidades en el eur/gbp. Lo que resulta más interesante para quienes hace Forex trading es que los expertos esperan volatilidad en esta fase final de las negociaciones.

En concreto, los analistas del Forex creen que la confrontación entre el Reino Unido y la Unión Europea mantendrá a los mercados especialmente volátiles en las próximas semanas. Ven que las tensiones crecen a medida que se agota el plazo y la inminente aprobación de la ley del mercado interno británico es la mejor prueba de ello.

En cualquier caso, lo que el mercado tiene claro es que ambas partes tienen mucho más que perder si no llegan a un acuerdo, pues la UE es el principal socio comercial del Reino Unido (48% de las exportaciones británicas y, por el otro lado, el 54% de sus importaciones, proceden de la UE). Esta situación debería forzar a un acuerdo, aunque sea de mínimos, para que no se desencadene una indeseada e indeseable salida desordenada.

Y, como último apunte, los expertos estiman que la situación actual, con una caída del PIB del segundo trimestre del 21%, sería devastador no alcanzar un acuerdo, sobre todo para el Reino Unido.

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

A vueltas con las pensiones

No hay espacio político ni políticos con espacio para plantearse qué puede ser de España en cinco o diez años. Pasarán las inclemencias de la covid-19 y habrá que lidiar con las consecuencias. No obstante, a la vuelta de esa página, probablemente estaremos de frente con problemas parecidos a los actuales: sin adaptar el sistema educativo y de ciencia a la realidad económica, sin un modelo energético claro y sin sostenibilidad para muchos servicios públicos. Una de las tareas pendientes más acuciantes es una estrategia creíble para la sostenibilidad de las pensiones. El debate es ya eterno, como lo es la inacción. Ahora se ha retomado una vez que ha trascendido la posibilidad de que el Gobierno elimine algunos de los incentivos fiscales a los planes privados, siguiendo las recomendaciones de un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

«Avanzamos hacia una situación en la que hacia 2050 habrá prácticamente un trabajador por cada pensionista ¿Les decimos a los que tienen ahora que tirar del carro que no se divisan pensiones dignas para ellos o hacemos algo?».

Santiago Carbó

Políticamente, parece que cuesta mucho decir “las pensiones no son sostenibles”. Sin embargo, esa es la verdad de los números. El Banco de España daba un dato aplastante recientemente: cada jubilado recibe en promedio 1,74 euros de pensión por cada euro que aporta. Conviene recordar que siempre se recibe más, que el sistema se basa en la solidaridad intergeneracional. Esto solo es posible cuando hay más trabajadores que jubilados y los primeros pueden cubrir lo que precisan los segundos. Sin embargo, avanzamos hacia una situación en la que hacia 2050 habrá prácticamente un trabajador por cada pensionista ¿Les decimos a los que tienen ahora que tirar del carro que no se divisan pensiones dignas para ellos o hacemos algo?

Tomando la fiscalidad como punto de partida, considero que no es que no haya que eliminar las desgravaciones, sino que cualquier incentivo es poco para un sistema que ha activado hace tiempo todas las alertas. Hay una insuficiencia crónica y grave. El informe de la AIReF es concienzudo, pero basa su crítica a la desgravación en una supuesta regresividad de las desgravaciones de los planes de pensiones privados individuales. Asume que solo favorecen a los ricos. Muchos ciudadanos de renta media no estarán muy de acuerdo. La cuestión clave es que el beneficio fiscal no es tal, es más bien un “no me pagues hoy y ya me pagarás mañana” porque cuando se cobra la prestación en la jubilación, se pasa por caja. Fomentar solamente los llamados planes de pensiones de empleo (que promueven las empresas e instituciones públicas) será seguramente insuficiente en un país con tantas pequeñas empresas y tanta disfuncionalidad del mercado laboral (desempleo, temporalidad, rigideces). El problema de la sostenibilidad es tan profundo que hace falta incentivar todas las modalidades de planes de pensiones privados.

Y todo ello, en un contexto en el que la educación financiera –cuyo día se celebró este lunes– debe potenciarse aún más. Es necesario informar, como se prometió, a cada ciudadano de qué pensión recibiría con las condiciones de hoy, para poder tomar mejores decisiones sobre el ahorro para el futuro. El incentivo más barato y más efectivo es informar. Conocer el drama para reaccionar ante él.

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Así podrían afectar las elecciones estadounidenses a la bolsa

El próximo 3 de noviembre Estados Unidos celebrará sus 59º elecciones presidenciales. El actual presidente, Donald Trump, medirá fuerzas por el lado republicano con el candidato demócrata, Joe Biden para ver quién ocupa la Casa Blanca.

El resultado de las elecciones estadounidenses afectará a todo el mundo en todos los ámbitos, incluida la bolsa y los mercados financieros.

¿Cómo afectan las elecciones de Estados Unidos al mercado?

Se dice que el precio lo descuenta todo en la bolsa y que los mercados marchan siempre con unos meses de adelanto respecto a la economía real. Es decir, que el comportamiento de la bolsa refleja lo que los inversores creen que va a pasar en el futuro cercano.

¿Y qué es lo que cree el mercado respecto a las próximas elecciones estadounidenses? Ahora mismo, la opción preferida por el mercado sería la reelección de Donald Trump, por una cuestión de continuidad, principalmente.

Con este punto de partida, cualquier desviación o duda de que ese escenario no se cumpla, se traducirá en volatilidad en el mercado. Dicho de otra forma, si las encuestas vaticinan una victoria de Joe Biden, habrá más movimientos en el mercado.

La teoría del ciclo presidencial

¿Quieres saber cómo se comporta la bolsa ante las elecciones a la presidencia? La teoría del ciclo presidencial lo explica. Su creador, Yale Hirsch, estudió los datos históricos de la bolsa americana y descubrió que los mercados suelen tener mejores resultados durante el tercer y cuarto año  del ciclo presidencial (el tiempo que gobierna cada presidente).

La lógica detrás de esta teoría es que, durante los primeros dos años, el gobierno tomará las medidas menos populares como subidas de impuestos o reformas laborales, porque todavía queda mucho hasta la reelección. Por el contrario, durante los dos últimos años se tomarán medidas más centradas en política fiscal y monetaria que impulsen el consumo y la economía.

¿Cómo pueden afectar los resultados de las elecciones de Estados Unidos 2020 a la economía?

Estados Unidos sigue siendo la mayor economía del mundo y dependiendo de quién gobierne el país tendrá su incidencia en la economía y las bolsas.

¿Qué pasaría si ganan los demócratas y Joe Biden?

Elecciones estados unidos bolsa Elecciones USA mercado Política internacional más alineada con Europa y con menos tensiones, algo importante en las relaciones con China.
Elecciones USA sube Impulso a las compañías relacionadas con el consumo, infraestructuras, renovables, biotecnológicas y compañías de salud.
Elecciones USA baja Las compañías tecnológicas y aquellas con un alto impacto ambiental podrían verse perjudicas.

La llegada de Biden a la Casa Blanca supondría un cambio de rumbo en la política estadounidense, especialmente en el tono y las formas. El candidato demócrata es favorable a una política más alineada con Europa y con un grado menor de tensión a la que nos tiene acostumbrado el presidente Trump. Esto sería especialmente importante para las relaciones con China.

En cuanto a la bolsa, la elección de Biden como presidente impulsaría a las compañías relacionadas con el consumo (ha declarado su intención de subir el salario mínimo) e infraestructuras (especialmente en renovables). Lo mismo ocurriría con las biotecnológicas y compañías de salud, ya que el partido demócrata ha impulsado históricamente medidas de sanidad gratuita para la población más desfavorecida.

Por el contrario, las compañías tecnológicas podrían verse perjudicadas. Y es que desde el partido demócrata se ha hablado en numerosas ocasiones de limitar su tamaño y poder. Pero quienes sin duda sufrirían el cambio de escenario político son las petroleras y compañías energéticas de alto impacto ambiental, que hasta ahora han contado con el apoyo incondicional de Trump.

¿Qué pasaría si ganan los republicanos y Donald Trump?

Elecciones estados unidos bolsa trump Elecciones USA mercado Se mantendrá el panorama de crispación política.
Elecciones USA sube La victoria de Trump es el resultado que esperan los mercados.Mantenimiento de una política proteccionista hacia la economía y la industria nacional.
Elecciones USA baja Son de esperar políticas económicas de corte conservador, como la supresión del programa sanitario de Obama.

La victoria de Trump es el resultado que esperan los mercados, aunque solo sea por cuestiones de estabilidad y continuidad en la política económica. Y es que si algo gusta a los inversores es tener claro qué va a pasar en el futuro, y a Trump ya lo conocen.

Si gana Trump seguiremos viviendo un panorama de crispación política acompañado de políticas económicas de corte conservador como la supresión del programa sanitario de Obama o medidas proteccionistas hacia la economía e industria nacional.

¿Qué supondría un Congreso dividido?

Más allá de quién ocupe la Casa Blanca, las elecciones servirán también para configurar el Senado y la Cámara de Representantes, ahora mismo en manos de los republicanos y demócratas, respectivamente.

¿Qué pasaría si el presidente es republicano y el Congreso demócrata o viceversa? En ese caso podría llegarse a un estado de estancamiento político donde sea muy complicado sacar adelante cualquier cambio legislativo importante, algo que ya sucedió en el segundo mandato de Barack Obama.

Ante las elecciones estadounidenses, ¿es buen momento para invertir?

Cualquier momento es bueno para invertir, siempre que se haga con un plan a largo plazo, diversificando, con bajos costes y sin intentar adivinar las subidas o bajadas futuras. ¿Invertir ante las elecciones estadounidenses? El panorama que se plantea hasta las elecciones y después de las mismas hasta la formación de Gobierno es de un posible aumento de la volatilidad. En otras palabras, algo más de inestabilidad que no todos los inversores son capaces de manejar.

Si ya eres inversor habitual, lo más importante es no tomar decisiones precipitadas y seguir adelante con tu plan. Si no lo eres, quizás no sea el mejor momento para comprar acciones en bolsa, pero sí para explorar los fondos de inversión.

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Cazadores de mitos bancarios ¿qué puedo hacer si usan mi tarjeta de forma fraudulenta?

¿Te ha llegado un aviso de tu tarjeta por algún pago que no habías realizado? No es una situación rara. De hecho, al año se registran casi un millón de operaciones fraudulentas con tarjetas, según los datos del Banco de España. El promedio es de una al año por cada 100 tarjetas en circulación, por lo que es importante saber qué hacer si usan tu tarjeta de forma fraudulenta.

Compras online: el mayor riesgo de fraudes

El uso fraudulento puede producirse como consecuencia de la duplicación, robo o extravío de la tarjeta. En otras ocasiones, cuando se realizan compras online, las incidencias se producen cuando se accede a webs falsas que tienen la apariencia de las webs originales.

El problema en estos casos es que después de hacer el pago no solo no se recibe el producto, sino que pueden utilizar esos datos para usar la tarjeta de forma fraudulenta.

El mayor fraude se produce en las compras online con casi el 69 % de los casos, mientras que en el comercio físico se registra el 28 % y en los cajeros solo el 3 %, según se recoge en la Memoria Anual sobre la vigilancia de sistemas de pago.

Han cargado un pago en mi tarjeta que no he hecho ¿qué hago?

  1. Bloquear o anular la tarjeta: Cuando se produce un cargo en la tarjeta que no has realizado, el primer paso es avisar al banco por teléfono o bloquear la tarjeta a través de las aplicaciones que tienen la mayoría de las entidades financieras. De esta manera, cualquier pago que se realice a partir de ese momento será denegado o rechazado.
  2. Denunciar en comisaría. Una vez bloqueada o anulada la tarjeta, puedes presentar denuncia en comisaría para que la policía pueda iniciar las investigaciones sobre el fraude.
  3. Reclamar los cargos. Por último, tienes que ponerte en contacto con tu banco para notificar los cargos de la tarjeta que no has realizado y hacer las gestiones necesarias para que te reintegren los importes de las operaciones.

No es lo mismo el robo físico de la tarjeta que el duplicado

Según la ley de Servicios de Pago hay diferencias en cuanto a la responsabilidad del titular de la tarjeta cuando se produce un uso fraudulento, en función de si la operación fraudulenta se realiza tras un duplicado de la tarjeta o si es consecuencia de un robo o extravío de tarjeta.

Si duplican tu tarjeta, y así se verifica, pero no lo descubres hasta que no ves los cargos en tu cuenta, el banco te devolverá el importe total de la operación (salvo negligencia grave del titular). 

Por el contrario, si te roban o pierdes la tarjeta, serás el responsable de los gastos realizados hasta que lo comuniques, con un máximo de 150 euros (de nuevo, salvo negligencia grave del titular).

Cómo puedo saber quién usó mi tarjeta de crédito en Internet

No existe una manera de saber quién ha usado tu tarjeta de crédito en Internet. Lo único que puedes averiguar es dónde se realizó la compra, ya que esa información aparece en las anotaciones de la cuenta bancaria asociada a tu tarjeta.

Cuando presentas la denuncia a la policía, puedes proporcionar esa información para ayudar en la investigación. Si quien usó tu tarjeta de forma fraudulenta no fue cuidadoso, puede que dejara rastro de su identidad en el pago, y la policía podrá averiguarlo.

Consejos para evitar que usen tu tarjeta de forma fraudulenta

A la hora de comprar por Internet, es recomendable seguir algunas consejos para realizar compras seguras, evitar que consigan tus datos bancarios y usen tu tarjeta de forma fraudulenta.

Comprobar URL

Comprueba la dirección de la web

Cuando realices compras por Internet tienes que prestar atención a la dirección URL. Hay que fijarse que esta comience siempre por HTTPS.

Pasarela de pago

Verifica la pasarela de pago

También es importante verificar que la página tiene los sellos de verificación de los métodos de pago y comprobar dónde redirige al pasar a la pasarela de pago.

Ofertas fraude tarjeta

Cuidado con las ofertas increíbles

Si el precio del producto o el descuento está muy por debajo del precio de mercado, desconfía. Es aconsejable hacer una búsqueda online del comercio y revisar los comentarios que los usuarios hacen de ese establecimiento.

Información legal

Revisa la información legal

Antes de realizar los pagos, es aconsejable revisar la información legal de la web. Las páginas fraudulentas no suelen especificar estas condiciones o lo hacen de manera confusa y vaga.

Política de devoluciones

Comprueba la política de devoluciones

Es importante comprobar la política de devoluciones del comercio y saber cómo contactar con el comercio en caso de disputa.

Desde el Banco de España también aconsejan que, al pagar las compras online con la tarjeta, se utilicen medidas de seguridad adicionales, como la verificación en dos pasos a través de claves SMS u otras claves. Y recuerdan que no se deben dar los datos de la tarjeta para el pago de forma telemática salvo que sean sitios web de total confianza.

En resumen, para tener controlados los pagos con la tarjeta es aconsejable revisar periódicamente los cargos, así como activar un servicio de aviso por mensaje de los gastos realizados con la tarjeta con el fin de detectar cualquier fraude.

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Trucos de ahorro que los supermercados no quieren que sepas

El diseño de los supermercados e hipermercados no es casualidad. Es el resultado de muchos estudios de comportamiento, y está pensado para que los clientes compren más. Frente a tanta inversión en marketing, no estás indefenso. Puedes burlar esas técnicas de venta con estos trucos de ahorro que funcionan muy bien. ¡No te los pierdas!

No quieren que sepas el poder que tiene una lista

Si vas con tu lista de la compra y solamente te atienes a ella, haces que todo el diseño tan bien estudiado de la disposición del supermercado sea prácticamente inútil.

  • De nada sirve que ellos hayan dispuesto el agua y la leche al fondo del establecimiento para obligarte a pasar delante de otros productos y tener tentaciones de comprarlos.
  • Tampoco les da resultado cambiar la ubicación de algunos productos de vez en cuando, para obligarte a mirar artículos que no tienes previsto llevarte.

Eso, siempre que te mantengas firme y solo compres lo que pusiste en tu lista, claro está.

Las dos que cité antes son solo una muestra de todas las estrategias de los supermercados para que te fijes en productos que no tienes pensado comprar.

  • Colocan mostradores adicionales con ofertas en los pasillos principales, porque saben que tienes que pasar por allí. Y los hacen muy llamativos para captar tu atención.
  • Diseñan el ancho de los pasillos para que puedan cruzarse dos carritos, pero lo justo. Todo eso para que tengas que frenar el ritmo y tener tiempo de mirar a las estanterías, aunque estés en una sección que no te interesa.

El objetivo de cada una de esas estrategias es el mismo:  favorecer la compra compulsiva. En otras palabras, que vuelvas a casa con algo que no tenías pensado comprar. Y es mucho más probable que eso ocurra si vas con una lista mental aproximada de lo que necesitas. Si tomas el tiempo de preparar una lista exhaustiva, no te pasará.

No quieren que dejes a tus hijos en casa

Prefieren que vayas en su compañía a comprar, porque los niños suelen influir en la compra, y pedir que cojas ciertos productos. Está claro que también influye la educación, pero hay que reconocer que en ocasiones resulta más fácil comprar la paz haciéndole caso al niño. Todo eso lo saben muy bien los supermercados.

Por eso colocan productos atractivos para los niños a la altura de sus ojos. Así saben que pueden captar su atención.

Y no puedo dejar de mencionar un clásico: las golosinas en la línea de cajas. Saben perfectamente que durante los minutos que el niño esté esperando con el adulto, es muy probable que intente convencerlo de comprar algún dulce.

En realidad, lo de las golosinas en las cajas también va destinado a los mayores. Porque cuando estás esperando, eres más propenso a plantearte compras adicionales. Por eso tiendas como Decathlon, Primark o Mediamarkt han rodeado el pasillo de espera de estanterías con artículos baratos.

En cualquier caso, uno de los trucos de ahorro que te propongo es que si puedes dejes a los niños en casa cuando vayas a comprar.

Hacen todo lo posible para complicar las comparaciones

En eso, hay que decir que la culpa es más de las marcas que de los propios supermercados, aunque esos también influyen.

Los fabricantes de los productos se las ingenian para hacer envases de todos los tamaños y formas, para confundirte cuando valores el precio.

  • Una especialidad es hacer envases que parecen mayores de lo que son. Un ejemplo clásico son las cajas de cereales y otros envases que contienen fácilmente un 20 o 30% de aire. Cuando lo ves, parece grande, pero realmente no contiene tanto producto como te esperarías.
  • Otro truco es vender un artículo por dosis individuales. Como en valor absoluto el precio es bastante más bajo que el de envases mayores, parece una opción barata. Pero, en realidad, las dosis individuales suelen ser mucho más caras.

Los supermercados colocan a la altura más cómoda para el cliente los productos que tienen más interés en vender.  Suele tratarse de aquellos que más márgenes les generan.Pero, por suerte, por ley están obligados a poner una referencia comparativa del precio del producto. Según el caso es por kilogramos, por litros o por unidades. Si tomas unos segundos para comparar el precio unitario para cada producto que compras, todas esas estrategias para confundirte no servirán de nada.

No quieren que compres solo la cantidad que necesitas

A ellos les interesa vender más, aunque sea con algún descuento adicional. Por eso te hacen esas ofertas de 3×2 o la segunda unidad con un tanto por ciento de descuento.

No digo que en contados casos esas promociones no sean interesantes. Pero, en realidad, la mayoría de las veces no compensan.

Algunos usan trucos psicológicos. Cuando te dicen: “la segunda unidad con un 70% de descuento”, en realidad te están haciendo una rebaja del 35% si compras dos unidades. Y ya no parece tan barato, visto así.

Eso es sin contar que en muchos casos la cantidad de producto que tienes que comprar para beneficiarte de la promoción es exagerada respecto a tu consumo. Corres el riesgo de que caduque parte de tu compra.

Tampoco hay que menospreciar el efecto psicológico que tiene sobre el consumo el disponer de una gran cantidad de producto. La ilusión de abundancia puede llevarnos a usar más de lo que necesitamos. Lo que tiene como efecto que acabemos gastando más.

Por suerte, si haces caso a estos trucos de ahorro en supermercados, tendrás tu lista, por lo que no vas a comprar algo imprevisto, por mucho que esté en oferta. Y si una de las cosas de tu lista lleva promoción, ahora que conoces la realidad sobre las ofertas, sabrás tomar la decisión correcta.

No quieren que uses un carrito pequeño

Los carritos de los supermercados son grandes por varios motivos. Uno de ellos es que permiten colocar productos voluminosos o compras muy grandes.

Pero, ¿te has fijado que no suele haber carritos medianos? Tienes que elegir entre uno grande y una canasta, que en la mayoría de los casos es demasiado pequeña para la compra semanal. Una de las razones es porque usar un carrito grande te incita a rellenarlo con más cosas.

Por suerte, contrarrestar esa técnica es bastante sencillo. Si vas con otra persona, podéis llevar dos canastas. Si vas en solitario, puedes llevar tu propio carrito de la compra (si el establecimiento lo permite). Si no hay más remedio, puedes optar por el carrito del supermercado. Después de todo, vas con tu lista preparada de casa y es poco probable que compres más de lo necesario.

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Cómo conseguir más engagement en LinkedIn

¿Cómo andas de engagement en LinkedIn? Seguro que aunque sabes que es importante, no le das toda la importancia que deberías. Te contamos algunas claves para conseguir más engagement en LinkedIn.

Para mejorar en lo que sea, el primer paso es empezar.

LinkedIn es una de las redes más importantes en cuanto a marca personal. Por tanto, no debes dejarla de lado en tu plan de Marketing de contenidos.

El secreto para una buena estrategia en LinkedIn no es rocket science. Veamos:

4 cosas que hacer en LinkedIn para conseguir más engagement

Experimenta

Es un tópico y nos repetimos siempre, pero hay que seguir diciéndolo: prueba y mide. Y vuelve a hacerlo. Prueba diferentes tonos, diferentes longitudes de contenido, diferentes formatos. Mide lo que funciona y estíralo y lo que no, replantea y vuelve a lanzar.

Nunca nos cansaremos de decir que jamás te fíes de tus suposiciones.

La única manera de saber si algo funciona o no es lanzándolo. @lgarcia Tuitea esto

Menos stock y más autenticidad

Deja de lado todo ese material facilón y plantillista que nos encontramos en cualquier web de imágenes de archivo. Trata de buscar tu propia personalidad tanto con el copy (tono y estilo)  como con las imágenes o vídeos. La marca se consolida por la repetición de conceptos, no cambies tu identidad cada vez que publicas algo, será más difícil que te recuerden.

Nosotros lo tenemos claro: estiramos la identidad al máximo, tratando de generar mucho recuerdo con una paleta de colores muy seleccionada, tipografía, universo de marca más allá del logo, etc.

Paga para llegar (de verdad) a tu audiencia

Si quieres llegar a un público determinado, no te queda otra que invertir. Nada llega al mercado por si mismo. Si tienes esto claro, aprovecha las capacidades de segmentación que ofrece LinkedIn (por ejemplo poder segmentar por cargo). Esto te funcionará genial si haces Social Selling. Hay muchas herramientas que te pueden ayudar a mejorar.

Experimenta con el volumen de publicación

¿Cuánto publicas? ¿Cómo sabes que es una buena frecuencia? Tendemos a pensar: «no queremos convertirnos en spam» pero lo que no nos damos cuenta es que esa creencia nos hace publicar mucho menos de lo que aa nuestra audiencia le parecería spam.

Tenemos que encontrar el volumen ideal y para eso sólo podemos probar y medir. Por favor, deja de buscar contenidos sobre frecuencias y horarios de contenidos: tu audiencia es única, es la tuya, y lo que a otros les funciona no tiene porque funcionarte a ti. Persigue tener tus propias conclusiones.

Fuente 

Categorías
Sin categoría

10 consejos para no tirar comida y educar a los niños en consumo responsable

Comprar más comida de la que puedes consumir o dejar que se estropee supone tirar toneladas de alimentos. En concreto, el despilfarro alimentario es de 25 kilos por persona y año en España, según fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Pero, además, otras actitudes como limpiar la casa con un número excesivos de productos químicos ensucia las aguas, y comprar un pantalón de más en las rebajas también tiene sus efectos: su fabricación conlleva un gasto enorme de agua, sin olvidar la que se contamina por tintes y emisión de gases. Son solo tres actitudes, pero muy representativas, que hacemos continuamente y que, según los expertos, debemos limitar si queremos ser consumidores responsables. Más aún si pretendemos que nuestros hijos aprendan a serlo. En este artículo explicamos los peligros de tirar comida, qué es el consumo responsable, y ofrecemos consejos para educar a los niños en hábitos sostenibles.

Stop al despilfarro: apuesta por un consumo sostenible

En 2019 España desperdició 1.352 millones de kilos de comida y bebida, según el Panel de Cuantificación del desperdicio alimentario en hogares de España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Este despilfarro alimentario de los hogares tiene importantes consecuencias, y no solo para el bolsillo del consumidor. Es importante ser conscientes, como señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la celebración del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, de que cuando se pierden o se desperdician los alimentos, “se desperdician todos los recursos utilizados para producirlos, incluidos el agua, la tierra, la energía, la mano de obra y el capital”.

Los tentáculos del despilfarro alimentario llegan, además, hasta el medio ambiente y contribuyen a su degradación. Por ejemplo, toda la comida que se desperdicia a nivel mundial “constituye el tercer emisor de CO2 más grande del planeta”, según fuentes de la organización pro desarrollo sostenible Ecodes.

Si al hábito de tirar comida unimos otras prácticas consumistas, basadas en comprar y tirar sin criterio, tenemos como resultado el agotamiento de los recursos y una enorme huella ecológica. Por ello, sería conveniente imponernos un consumo responsable. ¿Qué es? Es una actitud. Implica hacer “un consumo consciente y crítico, tanto a la hora de comprar un producto o contratar un servicio, como en el uso eficiente de los recursos”, señalan desde la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía. Eres un consumidor responsable si, además de conocer tus derechos, al adquirir productos o servicios te guías por criterios sociales y medioambientales. Haciéndolo así podrás contribuir a “mejorar la calidad de vida de quienes habitan este planeta y garantizar el menor impacto posible sobre el medio”, comentan las mismas fuentes.

Pero no basta con seguir estos hábitos de consumo. Es esencial ir más allá y educar a los niños para que este sea su modelo, tanto en la familia como en el colegio o por parte de las instituciones.

Consejos para no desperdiciar y educar en consumo responsable

El consumo responsable se resume en enseñar dos máximas a los pequeños: “consumir y tirar menos, y de un modo más sostenible“. Pero hay muchos más consejos que puedes poner en práctica:

1. Enseña a no tirar comida

En 2019, ocho de cada diez hogares españoles tiraron productos tal y como los compraron, sin haber llegado a utilizarlos, según datos del MAPA. Si queremos evitar el despilfarro alimentario es importante enseñar a los pequeños a comer todo lo que se compra o se ponen en el plato. En el intento pueden ayudar iniciativas como el movimiento “comida fea” que promueve no tirar comida por su aspecto. Y no solo se tira en casa, sino que el 20 % de los productos se desechan en las granjas por cuestiones estéticas. Debemos enseñar a nuestros hijos a comprar y comer “fruta o verdura fea” y aprovechar estos alimentos que poseen todas las garantías y propiedades.

También puedes registrarte en aplicaciones que persiguen evitar tirar comida. Cada vez hay más establecimientos que se adhieren a iniciativas como las de las apps Too Good To Go o Ni las Migas, entre otras. Son aplicaciones que permiten  a los restaurantes o negocios dar salida a sus excedentes de comida, que de otro modo acabarían en la basura. Estos alimentos están disponibles para los usuarios registrados en la correspondiente app a un precio más barato y en perfectas condiciones para el consumo.

2. Cocina con ellos recetas con sobras

A los niños les encanta cocinar junto a sus padres. Puedes aprovechar esta disposición y realizar juntos recetas con sobras, ¿Aún te quedan restos? ¡No los tires! Lo que no se pueda aprovechar para comer, se puede reutilizar para compostaje, un sistema que transforma la basura orgánica en un fertilizante ecológico idóneo para huertos y jardines.

3. Da ejemplo

El ejemplo es la mejor escuela, pues los adultos (padres, profesores…) “somos el principal modelo en el que se fijan los más pequeños a la hora de adquirir pautas y hábitos de conducta”, apuntan desde la dirección andaluza de Consumo.

Coincide con esta opinión Nuria Millán, responsable del programa “Salud Ambiental en la Escuela”, de la Fundación Vivo Sano: “Para un niño, lo que ve en su casa en su día a día deja mucho más impacto que una teoría que luego no se lleva a cabo”. Por ello es indispensable que seamos conscientes de este aspecto y asumamos con responsabilidad nuestro papel como referentes para la población infantil.

4. Edúcales jugando

Apunta a tus hijos a talleres o a actividades en ludotecas donde se realicen juegos sobre consumo… o foméntalos tú mismo en casa: jugar a los comercios, hacer juguetes con materiales reciclados, etc.

Enseñar a los niños no es difícil, incluso aunque sean muy pequeños. Nuria Millán trabaja en ello a diario a través de talleres impartidos en aulas de Primaria, Secundaria y Bachillerato. Para que el mensaje llegue, la experta recomienda “adaptar el lenguaje a los niños y poner ejemplos fáciles y cercanos“. De hecho, en sus talleres a los más pequeños explican que “el lápiz que tienen en el estuche está hecho con madera que sale del árbol y la mina, con grafito que sale de la mina. Si cuidan y no pierden el lápiz, tardarán más en comprar uno nuevo, con lo que no hará falta talar más árboles de los necesarios”.

Otra iniciativa es el concurso escolar Consumópolis, que organiza el Gobierno de España en colaboración con diferentes comunidades autónomas. Es una iniciativa “perfecta para impulsar, a través del juego, el desarrollo de hábitos de consumo responsable entre la población escolar”, explican desde la Junta de Andalucía. Los chicos deben superar distintas pruebas y etapas, “algo que hace que aprendan casi sin darse cuenta y de forma natural a practicar un consumo responsable en su día a día”. Este tipo de iniciativas lúdicas son una excelente forma de que los contenidos sean interiorizados.

5. Enseña a consumir menos

Puedes educar a tu hijo al hacer la compra haciendo que se cuestione “qué es prescindible y qué no”, indican desde Consumo de Andalucía. Para ello es una buena idea planificar la compra: hacer una lista, hacer una compra en función del menú semanal…

Además, Millán considera que hay que “ser críticos e intentar llegar al fondo de las cuestiones”. Así, debemos explicar a los niños que es crucial consumir menos, porque el reciclaje no es la solución a las toneladas de residuos que generamos. “Lejos de lo que pensamos, una buena parte de ellos ni se reutilizan ni se transforman. Si queremos limpiar hay que reducir, no hay otra”, asegura la experta.

6. Compra productos sostenibles

Hay que educar para consumir de manera sostenible. Al hacer la compra enseña a tus pequeños a elegir los productos por su precio y su calidad, pero también porque sean respetuosos con el medio ambiente. ¿Cómo? Algunos ejemplos:

  • Adquirir artículos con envases ligeros (no sobreenvasados).
  • Apostar por los productos a granel.
  • Sustituir las bolsas de plástico de un solo uso por bolsas reutilizables, cestas, capazos
  • Usar carro para hacer la compra para no emplear bolsas para el transporte.
  • Evitar beber agua embotellada en plástico; solo en vidrio u otro tipo de envase. Lo más conveniente es beber agua del grifo en lugar de adquirir agua embotellada.

Háblales del impacto ecológico, aunque sean pequeños. Los niños piden continuamente y los padres recurrimos a diferentes fórmulas para decirles “no”: hay que esperar al cumpleaños, si sacas buenas notas te lo compro, ya tienes muchos juguetes… A esa colección de discursos, “hay que añadir el medioambiental: no, porque no lo necesitas y su fabricación contamina muchísimo”, sostiene Millán.

Trabajando juntos por un consumo responsable
Imagen: Danjocross

 7. Haz protagonista al niño

A los pequeños les encanta ayudar y colaborar. Y realmente contribuyen a transformar las costumbres familiares, pues, en muchas ocasiones, “son ellos, a partir del trabajo llevado a cabo en la escuela, los que llevan nuevos hábitos a sus hogares”, reconocen desde la Junta de Andalucía.

¿Cómo hacerles protagonistas? Pregunta, deja que te enseñen y expliquen cómo creen ellos que se debe consumir. “Hay que estar abiertos a los cambios que los hijos traigan a las familias, apoyarlos y acompañarlos en sus decisiones responsables”, agregan.

8. Enseña el poder de los gestos sencillos

Padres, profesores e instituciones no se cansan de repetirlo: apagar las luces, cerrar los grifos para ahorrar agua, bajar la calefacción… Debes incidir en ello y explicar a los niños “cómo el hecho de ahorrar electricidad, calefacción, agua o combustible hace que mejore la calidad de vida de la colectividad”, recuerdan desde Consumo andaluz.

9. Enséñales la importancia de esperar

“Lo quiero y lo tengo” es la peor enseñanza posible para tus hijos, pues fomenta el consumo por el consumo, sin pensar ni planificar. Y, casi siempre, sin tener en cuenta las necesidades económicas reales, lo que añade un problema más.

Por eso, resulta esencial explicar a un niño que, antes de comprar algo que le guste, “debe dejar pasar un tiempo para saber si de verdad lo quiere o es un capricho pasajero“, sugieren. Asimismo, aunque lo haya decidido, tienes que enseñarle a esperar para conseguirlo: ahorrar la paga, analizar si se adecua a las pautas de consumo recomendadas, etc.

10. Consume más solidario

Al adquirir un producto debes mostrar a los pequeños la importancia de adquirir productos solidarios. ¿Por qué? Estos artículos son elaborados por empresas que cumplen con los derechos humanos y la justicia social.

Categorías
Sin categoría

Ahorrar en la factura de la luz ¿Autoconsumo o PVPC?

Las energías renovables vuelven a estar de moda en 2020. Hay un gran interés en mejorar la eficiencia energética de las viviendas, así como una mayor sensibilidad por el impacto en el medioambiente y la sostenibilidad.

Este fenómeno verde, hace que cada vez haya mas personas que se interesan por la energía solar fotovoltaica y por reducir el gasto energético. Ser sostenible, no está reñido con ahorrar dinero. Así que vamos a analizar de que forma podemos reducir la factura de la luz.

Por si no lo sabías, las forma más rápida y fácil de ajustar tu gasto energético, es revisar si tienes una potencia de energía contratada adecuada para ti. Si nunca se te han saltado los plomos en casa, es muy posible, que estés pagando de más por una potencia de energía que no necesitas. Un simple estudio, puede ayudarte a ajustarlo a lo que realmente necesitas.

La otra variable a analizar, es el coste energético de tu factura de la luz. Más allá de promociones y descuentos por combinar facturas energéticas o contratar seguros de mantenimiento etc., lo principal es saber cuando gastas más energía. No a todo el mundo le vale, pero puede que a ti te compense la discriminación horaria, si casi nunca, tú o nadie de tu familia, está en casa en las horas centrales del día.

Por último, está el precio de la energía. Lo cierto es que, con la liberalización del mercado eléctrico, han surgido innumerables comercializadores de energía. Por mucho que algunos te vendan la idea de que únicamente se suministran de energía renovable o te intentan convencen de que son muy renovables y sostenibles, hay poco de verdad en eso.

Al final, lo único que hacen es tratar de hacer trading con la energía. Comprar barato y tratar de revender un poquito mas caro para sacar margen. Todo lo demás es marketing.

Y finalmente, después de analizar mucho las ofertas y estudiando los informes de organizaciones de consumo, lo cierto, es que la tarifa más barata es el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o también PVPC. La tarifa de luz por horas regulada por el Gobierno. Al margen de promociones, en el mercado libre, se termina pagando más.

Contratar la tarifa de Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, es sencillo y es necesario cumplir unos pocos requisitos. Pero he de decir, que las compañías eléctricas que permiten acogerse a esta tarifa, ni le dan publicidad ni lo ponen muy fácil para que el pequeño consumidor las contrate. Pero por poder se puede. Y es lo mas barato que se puede pagar. Déjate de promociones y de marketing verde, porque es lo más económico en general para casi cualquiera. Lo de la discriminación horaria o no, ya es una cuestión muy personal.

De modo que, en resumidas cuentas, si quieres ahorrar en la factura de la luz, lo que debes hacer es ajustar la potencia, establecer discriminación horaria si te compensa y pasarte a un comercializador oficial que oferte la tarifa PVPC. Eso sí, siempre y cunado tengas una potencia contratada igual o inferior a 10 kW, una instalación eléctrica de baja tensión y un contador digital.

En caso contrario y/o como alternativa, estaría la opción de montar una instalación de placas solares para autoconsumo voltaico. Hay una revolución para llenar los tejados de placas solares. No siempre es posible. Pero si tu vivienda lo permite, quien lo ha probado, lo tiene claro. Consumir tu propia energía solar fotovoltaica sale muy a cuenta.

La energía solar fotovoltaica, es una energía renovable, que convierte la energía solar en electricidad. Aprovechando la tecnología fotoeléctrica, muy mejorada desde las primeras instalaciones. Este sí que sí, es una energía limpia, inagotable y no contaminante. Que puedes almacenar en baterías o pequeños acumuladores o generadores. Y que incluso te puede permitir, autoconsumo y revender excedentes de producción eléctrica, haciéndolo mucho mas atractivo.

Hoy en día, los paneles solares y las instalaciones fotovoltaicas han avanzado mucho. Mejorando enormemente su eficiencia y haciendo la energía solar, muy competitiva con otras fuentes de abastecimiento energético.

Además, el impulso que se le esta dando a través de ayudas y subsidios para promoverla, la hace mucho más interesante. La clave, obviamente, es vivir en una región o un lugar en el que la climatología permita explotar de forma rentable este tipo de instalaciones solares.

Cada vez hay mas dispositivos de nuestro entorno urbano, que se abastecen de energía solar, como fuente de energía principal o subsidiaria. Quienes viven en zonas con condiciones adecuadas, aseguran que es una fuente de energía fantástica y que no solo ahorran dinero, sino que les permite vender una parte a las compañías eléctricas. Con lo que, además, consiguen unos pequeños ingresos o descuentos.

Lo de hacerse productor de energía y vender el excedente, empieza hasta ser una buena idea de negocio pasivo. Muy interesante también por cierto para las comunidades de vecinos y para los inmuebles de nueva construcción. Lo del autoconsumo de energía, está despegando y está siendo muy bien acogido por el mercado. Pero bueno, de momento olvídate de lo de vender energía solar sobrante y quédate con que de una manera o de otra, puedes ahorrar en la factura de la luz con el autoconsumo o con el PVPC y otros truquillos. Al final, todo suma.

 

Fuente 

Categorías
Sin categoría

Lenguaje inclusivo en redes sociales (de marcas)

El lenguaje inclusivo es un recurso bastante sencillo que consiste en sustituir o transformar las palabras sensibles de excluir a las mujeres, en otras que las incluyen

Usuarixs, usuari@s y usuarios

La ortografía y las redes sociales nunca han sido lo que se dice mejores amigas. En los últimos años muchas personas se han unido a la guerrilla ortográfica de internet, señalando cada b o v mal puesta en Twitter; pero la mayoría sigue haciendo más o menos lo que le da la gana. Y muy bien que hacen.

Por eso, si alguien ha dejado internet durante los últimos dos años (no le culpamos), probablemente no le sorprenda a su vuelta que haya un montón de gente joven escribiendo ‘chic@s’, ‘amigues’ o ‘trabajadorxs’. Será una de esas modas ortográficas, como las maYúsCuLaS iNteRcalADas, ¿no? Pero en el momento en que vea que personas ya con canas e incluso empresas reconocidas están hablando así de raro, comenzará a pensar que aquí está pasando algo.

⬆ Aunque se las tape, Raphael es uno de esos señores con canas ⬆

¿Qué es es eso del lenguaje inclusivo?

Pues sí, aquí pasa algo: esas personas/organizaciones están utilizando lenguaje inclusivo. Dirán que bueno, eso no deja de ser también una moda ortográfica progre, ¿no? La realidad es que el lenguaje inclusivo es una forma de reivindicar la igualdad de género a través del lenguaje, incluyendo en él también a la población femenina para no invisibilizarla. Puede que sea una moda, sí, pero ahora mismo es trending topic en el mundo online.

Es un recurso bastante sencillo de entender, identificar y usar. Consiste en sustituir o transformar las palabras sensibles de excluir a las mujeres, en otras que las incluyen. Esto se puede hacer de diferentes formas, tanto en el lenguaje oral como el escrito:

  • Sustitución por una expresión inclusiva. Hola a todos -> Hola a todo el mundo
  • Duplicación del género de la palabra. Hola a todos -> Hola a todos y a todas
  • Transformación con un símbolo. Hola a todos -> Hola a tod@s / Hola a todxs / Hola a todes

¿Eso se puede hacer?

Algunas de estas formasno son correctas a ojos de la R.A.E, pues “el uso genérico del masculino” se supone que es suficiente para incluir a ambos géneros. Las personas que defienden el uso del lenguaje inclusivo defienden que no es suficiente, y consideran más importante esta forma de luchar por la igualdad de género que las normas de una entidad que, al fin y al cabo, no es dueña de la lengua castellana.

¿Qué pintan aquí las marcas?

Si hay algo en lo que podemos estar de acuerdo es en que la sociedad está cambiando muchísimo, y la mayoría de empresas se están intentando adaptar (como pueden) a esa transformación. En este nuevo paradigma

Las marcas están pasando de ser entes asépticos y objetivos a expresar claramente su filosofía,sus valores, sus actuaciones y su contribución con el progreso social

Hermanos Rodrigo Martín

En la España de 2018, referente mundial en cuanto a concienciación frente a la desigualdad de género, ¿qué marca no cuenta con la igualdad entre los valores que defiende?

En este mundo interconectado, en el que las compañías están más expuestas que nunca, todo lo que hace o dice una marca comunica sus valores. Y por eso se deben empezar a preguntar por el lenguaje inclusivo: porque lo que hagan o dejen de hacer al respecto va a determinar el mensaje que mandan a la sociedad.

Algunas han movido ficha, empezando a utilizarlo en sus redes sociales. Siguen siendo una pequeña minoría, y a veces se encuentran con una parte de su público no muy contento con esos mensajes, pero es una tendencia a observar.

¿Y qué debo hacer yo?

Puede que esto se quede en una moda ortográfica, como bromeábamos al principio. También es posible que, como tanto han cambiado las marcas en los últimos años, también en esto se transformen todas, y las redes del mañana estén llenas de equis y arrobas por una buena causa. Desde luego, desde 40deFiebre no vamos a decir a nadie cómo tiene que pensar o hablar.

Lo que sí podemos afirmar es que lo mejor para una marca es decidir qué quiere comunicar en sus redes y cómo hacerlo, valorando si utilizar o no este tipo de lenguaje.

Así que lo dicho: ¡adiós a… todo el mundo!

Fuente

Categorías
Sin categoría

Los estudios como inversión: ¿son rentables?

A la hora de tomar decisiones vitales, mucha gente se pregunta si es rentable estudiar o es mejor acceder antes al mercado laboral. La realidad es que podemos entender la formación como una inversión más con retornos monetarios, pero también vitales y emocionales. Hay desembolsos, esfuerzos y sacrificios y hay que analizar hasta qué punto compensan.

Y no solo se trata de tomar la decisión de continuar o no con tu formación, sino también la de elegir los estudios adecuados. Del grado de acierto pueden depender tus expectativas de salarios y empleabilidad.

Por qué estudiar: qué se consigue con los estudios

Rentabilidad estudios Terminar unos estudios es una forma de señalizar a posibles empleadores que eres un buen candidato. Habrás manifestado cualidades valoradas como el esfuerzo, interés o la inteligencia.
Rentabilidad estudios Es posible que lo aprendido, los hábitos adquiridos, las experiencias vitales que has tenido en tu formación, los contactos que has establecido te ayuden a elevar tu productividad y tus expectativas salariales.
Rentabilidad estudios Incrementar tus conocimientos hará más sencillo que puedas adaptarte a entornos más diversos. Ganarás en empleabilidad y será menos probable que permanezcas mucho tiempo desempleado.
Rentabilidad estudios También es importante señalar que algunas profesiones están vinculadas a la realización de unos estudios porque para su ejercicio es necesario poseer un determinado título.
Rentabilidad estudios Los estudios pueden ser inspiradores y de ellos pueden nacer interesantes ideas de emprendimiento. Incluso, es probable que lo que aprendas te ayude a dar mejor forma a tu proyecto
Rentabilidad estudios Tener un mayor nivel de formación te ayuda a asimilar mejor la información necesaria para tomar las mejores decisiones de consumo.
Los estudios como inversión: ¿son rentables? - FIO En sí mismos, los estudios pueden ser una experiencia vital gratificante. Puedes conocer personas y realidades interesantes.
Crianza hijos estudiar Puede que, al terminar los estudios, hayas elevado tu cultura general. Ello, entre otros aspectos, puede redundar en un horizonte más amplio de posibilidades para saber criar y educar a tus hijos.

¿Son igual de rentables todos los estudios?

Cuando nos preguntamos para qué estudiar, no todas las respuestas son monetarias. Formarse es una experiencia con aspectos positivos y negativos que hay que colocar en la balanza. No obstante, desde el punto de vista monetario, la respuesta va a depender de varios factores:

Comparativa estudios Cuánto cuestan los estudios (matrícula, libros, otro material escolar, alojamiento, transportes, alimentación, gastos de ocio diferentes de los que tendrías de no hacer los estudios…) En todos estos conceptos deberás prever también que puede que, pasado un tiempo, tengas que volver a incurrir en muchos de estos costes para actualizarte.
Comparativa estudios El incremento salarial al que puedas aspirar tras la realización de los estudios.
Comparativa estudios El tiempo que se tarde en lograr esa mejora salarial esperada.
Comparativa estudios La contribución que tengan los estudios a disminuir la probabilidad de estar desempleado.
Comparativa estudios El coste de oportunidad. Es decir, el tiempo dedicado a los estudios que podrías haber dedicado a otras actividades, como realizar un trabajo por el que obtendrías un dinero.
Comparativa estudios Los tipos de interés, en la medida en que, para comparar retornos que se producen en distintos momentos del tiempo, necesitarás actualizarlos. Unos tipos de interés bajos facilitan que la inversión formativa te resulte rentable.

Normalmente, no conocerás ninguno de estos factores con certeza, pero una aproximación podrá ayudarte a vislumbrar qué estudios son más rentables desde un punto de vista estrictamente económico, o incluso si no es rentable estudiar en absoluto. A fin de cuentas, puedes valorar los estudios como si fueran una inversión.

Los estudios como inversión

En la siguiente gráfica, puedes ver un ejemplo del efecto que se pretende conseguir en los ingresos con los estudios.

  • Que los ingresos esperados sean lo más elevados posible. En términos de la gráfica, eso supone desplazar la curva hacia la derecha.
  • Que la versatilidad que aporten los estudios a tu perfil profesional haga menos probable que tus ingresos sean mucho menores de lo esperado. En términos de la gráfica, que la distribución de probabilidad sea más alta y estrecha.

En todo caso, debes recordar que, incluso realizando los estudios que estás planteándote cursar, puede que tu futuro profesional no se oriente bien y te sitúes en la cola izquierda de la distribución. Es decir, como en toda inversión, hay un riesgo.

¿Cuándo se amortizarían los estudios? Un ejemplo práctico

Imaginemos que decides estudiar una carrera en vez de ponerte a trabajar al acabar el instituto. Supongamos que esa carrera tiene un coste de 6000 € al año entre la matrícula y tu manutención, durante 5 años, y que en el trabajo ganarías 12.000 € anuales esos cinco primeros años, y 18.000 € anuales a partir de entonces.

Por otro lado, estimemos que, una vez acabada la carrera, tu salario será de 24.000 € los cinco primeros años, y de 36.000 € a partir de entonces ¿Cuándo amortizarías los estudios?

Como se puede ver en la gráfica, 10 años tras acabar los estudios hubieras amortizado la inversión. Todo esto, obviamente, no son más que suposiciones y aproximaciones, que dejan de lado otros muchos factores y variables, pero permiten hacerse una idea de un horizonte temporal estimado.

Fuente