Categorías
Sin categoría

Los estudios como inversión: ¿son rentables?

A la hora de tomar decisiones vitales, mucha gente se pregunta si es rentable estudiar o es mejor acceder antes al mercado laboral. La realidad es que podemos entender la formación como una inversión más con retornos monetarios, pero también vitales y emocionales. Hay desembolsos, esfuerzos y sacrificios y hay que analizar hasta qué punto compensan.

Y no solo se trata de tomar la decisión de continuar o no con tu formación, sino también la de elegir los estudios adecuados. Del grado de acierto pueden depender tus expectativas de salarios y empleabilidad.

Por qué estudiar: qué se consigue con los estudios

Rentabilidad estudios Terminar unos estudios es una forma de señalizar a posibles empleadores que eres un buen candidato. Habrás manifestado cualidades valoradas como el esfuerzo, interés o la inteligencia.
Rentabilidad estudios Es posible que lo aprendido, los hábitos adquiridos, las experiencias vitales que has tenido en tu formación, los contactos que has establecido te ayuden a elevar tu productividad y tus expectativas salariales.
Rentabilidad estudios Incrementar tus conocimientos hará más sencillo que puedas adaptarte a entornos más diversos. Ganarás en empleabilidad y será menos probable que permanezcas mucho tiempo desempleado.
Rentabilidad estudios También es importante señalar que algunas profesiones están vinculadas a la realización de unos estudios porque para su ejercicio es necesario poseer un determinado título.
Rentabilidad estudios Los estudios pueden ser inspiradores y de ellos pueden nacer interesantes ideas de emprendimiento. Incluso, es probable que lo que aprendas te ayude a dar mejor forma a tu proyecto
Rentabilidad estudios Tener un mayor nivel de formación te ayuda a asimilar mejor la información necesaria para tomar las mejores decisiones de consumo.
Los estudios como inversión: ¿son rentables? - FIO En sí mismos, los estudios pueden ser una experiencia vital gratificante. Puedes conocer personas y realidades interesantes.
Crianza hijos estudiar Puede que, al terminar los estudios, hayas elevado tu cultura general. Ello, entre otros aspectos, puede redundar en un horizonte más amplio de posibilidades para saber criar y educar a tus hijos.

¿Son igual de rentables todos los estudios?

Cuando nos preguntamos para qué estudiar, no todas las respuestas son monetarias. Formarse es una experiencia con aspectos positivos y negativos que hay que colocar en la balanza. No obstante, desde el punto de vista monetario, la respuesta va a depender de varios factores:

Comparativa estudios Cuánto cuestan los estudios (matrícula, libros, otro material escolar, alojamiento, transportes, alimentación, gastos de ocio diferentes de los que tendrías de no hacer los estudios…) En todos estos conceptos deberás prever también que puede que, pasado un tiempo, tengas que volver a incurrir en muchos de estos costes para actualizarte.
Comparativa estudios El incremento salarial al que puedas aspirar tras la realización de los estudios.
Comparativa estudios El tiempo que se tarde en lograr esa mejora salarial esperada.
Comparativa estudios La contribución que tengan los estudios a disminuir la probabilidad de estar desempleado.
Comparativa estudios El coste de oportunidad. Es decir, el tiempo dedicado a los estudios que podrías haber dedicado a otras actividades, como realizar un trabajo por el que obtendrías un dinero.
Comparativa estudios Los tipos de interés, en la medida en que, para comparar retornos que se producen en distintos momentos del tiempo, necesitarás actualizarlos. Unos tipos de interés bajos facilitan que la inversión formativa te resulte rentable.

Normalmente, no conocerás ninguno de estos factores con certeza, pero una aproximación podrá ayudarte a vislumbrar qué estudios son más rentables desde un punto de vista estrictamente económico, o incluso si no es rentable estudiar en absoluto. A fin de cuentas, puedes valorar los estudios como si fueran una inversión.

Los estudios como inversión

En la siguiente gráfica, puedes ver un ejemplo del efecto que se pretende conseguir en los ingresos con los estudios.

  • Que los ingresos esperados sean lo más elevados posible. En términos de la gráfica, eso supone desplazar la curva hacia la derecha.
  • Que la versatilidad que aporten los estudios a tu perfil profesional haga menos probable que tus ingresos sean mucho menores de lo esperado. En términos de la gráfica, que la distribución de probabilidad sea más alta y estrecha.

En todo caso, debes recordar que, incluso realizando los estudios que estás planteándote cursar, puede que tu futuro profesional no se oriente bien y te sitúes en la cola izquierda de la distribución. Es decir, como en toda inversión, hay un riesgo.

¿Cuándo se amortizarían los estudios? Un ejemplo práctico

Imaginemos que decides estudiar una carrera en vez de ponerte a trabajar al acabar el instituto. Supongamos que esa carrera tiene un coste de 6000 € al año entre la matrícula y tu manutención, durante 5 años, y que en el trabajo ganarías 12.000 € anuales esos cinco primeros años, y 18.000 € anuales a partir de entonces.

Por otro lado, estimemos que, una vez acabada la carrera, tu salario será de 24.000 € los cinco primeros años, y de 36.000 € a partir de entonces ¿Cuándo amortizarías los estudios?

Como se puede ver en la gráfica, 10 años tras acabar los estudios hubieras amortizado la inversión. Todo esto, obviamente, no son más que suposiciones y aproximaciones, que dejan de lado otros muchos factores y variables, pero permiten hacerse una idea de un horizonte temporal estimado.

Fuente