Categorías
Sin categoría

Invertir en acciones con dividendos crecientes o alto dividendo ¿qué es mejor?

Con frecuencia, escucho a algunas personas a las que les gusta invertir en bolsa y comprar acciones por su cuenta, que les interesan las acciones con alto dividendo. Porque aspiran a largo plazo, que el reparto de beneficios de esas empresas, sea un complemento de sus ingresos. Para en un futuro, llegar vivir de los dividendos.

Me parece un punto de vista respetable, pero con el que personalmente discrepo. Algunas personas entienden los dividendos de las acciones, como un sustitutivo de una renta o de un pago de intereses. Y buscan acciones con alto dividendo en las que invertir. Con lo peligroso que puede llegar a ser eso. No hay mayor engaño para el ahorrador y rentista, que invertir por dividendos de alto importe. Recuerda, que se descuentan de la cotización.

Hago esta reflexión, especialmente tras unos años en las que las famosas acciones de la bolsa española, conocidas como “blue chips”, pasan por horas bajas. Telefónica, Santander, BBVA, Repsol…. Puedes haber invertido hace 10 años y haber perdido un 70-90% de la inversión inicial. Sobre todo, si no has reinvertido los dividendos con el script dividend y has elegido cobrar en efectivo.

Ahora que está tan baja la cotización de esos grandes valores, todavía hay personas que se ciegan con el porcentaje de dividendo que pagan en relación a su capitalización o precio de cotización. Que, en algunos casos, llega a superar el 10%. Invertir por dividendos puede ser un gran error.

De poco sirve que una empresa reparta beneficios, si tiene un negocio cuyos márgenes e ingresos van a la baja y tienen que buscar otras fuentes de financiación, porque a penas retiene en fondos propios las reservas mínimas legales.

En mi humilde opinión, prefiero una acción con dividendos crecientes y bajo porcentaje de reparto, pero que gestione un negocio cuyos ingresos por ventas aumentan, mejoran márgenes, en consecuencia, generan un mayor cash flow y eso les lleva año tras año, durante muchos años, a mantener e ir subiendo el pago de dividendo.

Este tipo de compañías, generan rentas periódicas, pero también generan riqueza. Porque su valor en bolsa tiende a subir mas que esas otras compañías que reparten altos dividendos. Y al final, como inversor y accionista, casi que prefiero que la rentabilidad venga de la revalorización. No tanto del dividendo.

En realidad, este criterio de selección de acciones con dividendo creciente, resume en síntesis la búsqueda de buenos valores en los que invertir a largo plazo. Este filtro de dividend growth, a veces te puede llevar a invertir en empresas de crecimiento, otras veces más infravaloradas y de perfil value u otros estilos. De hecho, se dice que Warren Buffett es un dividend Growth investor. Esto es así, porque el dividendo creciente como tal no es más que un factor de selección que genera rentabilidades por encima de la media a largo plazo.

Hay muchos datos históricos que avalan esta idea. Eso no quiere decir que siempre va a ser así. Pero parece un criterio bastante fiable y mucho mas seguro que el de invertir en ciertas empresas, simplemente porque son acciones de alto dividendo. No tiene mucho sentido. Si tienes bancos españoles o acciones de Telefónica, sabrás bien de que te hablo.

Además, las personas que invierten en acciones que pagan altos dividendos, sólo lo suelen hacer en bolsa española. Si eres una de ellas, que sepas que estas concentrando todo tu dinero en un solo mercado. Y la bolsa española precisamente no mueve la economía en el mundo. Mas bien es la americana. Que para bien o para mal, pesa casi dos tercios en la economía mundial. De modo que, desde el punto de vista de la diversificación, lo estás haciendo bastante mal.

Y luego pasa otra cosa. La fiscalidad de los dividendos es muy mala. Si inviertes 10.000€ en una acción que paga un dividendo anual del 10%, te estás obligando a pagar a hacienda un 19% de los 1.000€ en dividendos que recibes. Es decir, te dejas un 1,9% anual en impuestos, de lo que invertiste inicialmente. Si encima el valor de y tu inversión baja, es una ruina total.

¿No será mejor invertir en una acción de dividendo creciente, que pague un 1% pero que todos los años sube un 0,1% el dividendo, porque el negocio crece, vende más, genera mas flujo de caja y en consecuencia vale más en bolsa?

Si quieres invertir en acciones con buenos dividendos y realmente hacer crecer tu patrimonio o generar riqueza, lo que necesitas es invertir en los aristócratas del dividendo o en los reyes del dividendo.

Invertir en los reyes y aristócratas del dividendo

Invertir en acciones con dividendos crecientes, es una de las formas más sencillas y fáciles de seleccionar acciones de bolsa que comprar. No necesitas entender mucho sus cuentas. Sólo debes asegurarte de que año tras año, el dividendo sube o se mantiene.

Para que una acción forme parte de los aristócratas del dividendo, tiene que haber mantenido o incrementado su dividendo durante más de 25 años. Para llegar a ser un rey del dividendo, esta hazaña económica tiene que haberse mantenido durante más de 50 años. Y este simple criterio, es una garantía de rentabilidad a largo plazo. Y además suelen ser acciones que se comportan con una menor volatilidad que la media del mercado.

Cómo invertir en acciones con dividendos crecientes

La forma más simple y diversificada, es comprar un ETF que siga este criterio de selección o que replique los índices de acciones con dividendo creciente. Si eres de los que quiere ver dinero contante y sonante en la cuenta, incluso puedes invertir en ETFs de reparto como IE00B5M1WJ87: SPDR S&P Euro Dividend Aristocrats Index o IE00B6YX5D40: SPDR S&P U.S. Dividend Aristocrats UCITS ETF. Aunque yo recomiendo reinvertir a través de fondos o ETFs de acumulación. Como iShares Core Dividend Growth ETF o SPDR® S&P Euro Dividend Aristocrats UCITS ETF (EUR).


En resumen, más que invertir en acciones con alto yield, busquemos dividendos seguros y crecientes. posiblemente no podrás vivir de los dividendos, pero la rentabilidad que te proporcionará, aumentará tu patrimonio y podrás vivir más tranquilo. Además, es fácil de hacer. Ganar dinero en bolsa, no es complicado. Lo difícil es saber conformarse con una rentabilidad razonable y estarse quieto con el dinero la mayor parte del tiempo. 

 

Fuente