¿Qué tipo de hotel es mejor para ti?

Cuando se planea salir de viaje, uno de los puntos más complicados suele ser la elección del hotel en cual se va a descansar. Es propósito de este artículo informar un poco a la gente sobre algunos aspectos a tomar en cuenta para poder elegir un buen lugar para hospedarse.

Para iniciar, quisiera aclarar que existen tres tipos diferentes de hoteles, por un lado están los hoteles independientes, están aquellas cadenas hoteleras que funcionan solo con una marca y las cadenas de hoteles que pertenecen a un gran grupo hotelero.

Las cadenas de hoteles pertenecientes a un mayúsculo grupo hotelero son líderes indiscutibles de esta industria a nivel mundial. Para llegar al punto de forma más rápida, este grupo de hoteles, que están ubicados en distintas partes del mundo, son dirigidos y operados por un grupo de compañías.

Este tipo de hoteles ofrecen varios beneficios, siendo el más importante la consistencia que dan siempre en sus servicios. Uno de los hoteles más representativos de este tipo es el Hilton, es seguro que el Hilton ubicado en la ciudad de México no será igual al Hilton ubicado en Madrid, pero los dos hoteles cumplen a la perfección con los estándares de calidad requeridos.

Marcas como Hilton, Hyatt, Marriott, Carlson, Starwood e Intercontinental Hotel Group son pertenecientes a esta categoría, todos tienen muchos años dentro de la industria de la hotelería y cuentan con unas 3000 propiedades por marca.

Otra de las ventajas que ofrece este tipo de hoteles es que siempre hay un rango de precios que esté al alcance de cualquier bolsillo. Pongamos por ejemplo al grupo de hoteles Intercontinental, esta cadena tiene una enorme variedad de hoteles que forman parte de este grupo, entre ellos hay alguno que tiene un costo por noche por habitación de unos 300 dólares, pero también tiene otro hotel dentro de sus filas que ofrece una tarifa de 59 dólares.

Cualquiera que sea tu decisión, tenga por seguro que podrá recibir un muy buen servicio, aunque la variación en los precios sí implica un pequeño sacrificio en las comodidades ofrecidas, así como en las instalaciones.
Sobre las cadenas con una sola marca, son aquellas que tiene únicamente un dueño y una misma empresa opera a todos los hoteles. En este caso, no se ofrecen varias marcas, se ofrece solamente una, pero esta marca tiende a ser muy famosa dentro de la industria, por lo que todos los hoteles utilizan este nombre y se rigen por los estándares de calidad que la misma marca impone.

Four Seasons, Best Western y Mandarin Oriental son solamente algunos de los hoteles de este tipo. Una ventaja ofrecida por este grupo de hoteles es que pueden encontrarse estos nombres en un incontable número de lugares alrededor del mundo. Del mismo modo, se ofrece a los clientes la oportunidad de ir abonando puntos con cada visita, lo que eventualmente puede terminar con noches de hospedaje gratuitas en algún hotel de esa misma marca. En estos hoteles, el servicio siempre suele ser muy constante sin importar el lugar del mundo en el que estés.

Un hotel independiente es otra historia, pues, como lo dice su nombre, no pertenecen a ninguna marca o cadena. Estos sitios son muy variados, pues puede hallarse algún lugar con solamente dos habitaciones, pero también otro con instalaciones de mucho lujo.

Estos lugares independientes ofrecen la ventaja de que el huésped no tiene que adherirse a las aburridas reglas que suelen manejar los corporativos, pero pueden tener algunos problemas a la hora de hacer las reservaciones pues la inversión en tecnología nueva nunca suele ser elevada.

Escoger el hotel ideal no es una ciencia, es cosa de elegir aquel que haga sentir al huésped como en casa y que pueda cumplir con las necesidades de cada persona.